stop

La Cambra propondrá los candidatos para renovar Fira de Barcelona sin que la alcaldesa Colau haya convocado aún el consejo general para nombrarlos

Josep Maria Casas

El director general de Telefónica en Cataluña, Kim Faura, es uno de los nombres que suenan entre los candidatos a la presidencia de la Fira de Barcelona: Foto: Archivo

Barcelona, 20 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

El comité ejecutivo de la Cambra de Comerç que preside Miquel Valls propondrá formalmente en la reunión de este lunes los cinco nombres que se incorporarán al consejo de administración de Fira de Barcelona. Serán ratificados en el pleno de la Cambra convocado para el próximo jueves. Entre los elegidos está Kim Faura, director general de Telefónica en Cataluña, propuesto por Valls para presidir la Fira después de conseguir el visto bueno de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona.

La Cambra hará sus deberes. Propondrá a los candidatos para sustituir al todavía presidente de Fira, José Luis Bonet, y a los otros consejeros con mandato caducado dentro de los plazos que marcan los estatutos de la institución ferial. No obstante, su llegada al consejo de administración no será inmediata. Antes, la alcaldesa Ada Colau debe celebrar el consejo general de Fira, que ella preside, para aprobar los nombramientos. Y Colau no piensa convocarlo mientras esté en vigor el artículo 155.

Colau está dispuesta a saltarse los estatutos de Fira. Establecen que debe celebrarse un consejo general en diciembre. No obstante, no quiere convocarlo mientras la Generalitat, que es una de las tres patas de Fira, esté intervenida por el 155. Haga lo que haga la alcaldesa, fuentes de la Cambra consideran que lo más razonable es que ellos cumplan con los estatutos y propongan esta semana los candidatos aunque no se sepa cuando serán ratificados por el consejo general de Fira.

La lista de candidatos

Acompañarán a Faura, Helena Guardans (Sellbytel), Pau Relat (primer ejecutivo de Mat Hólding y presidente de la patronal Femcat), Mar Alarcón (SocialCar) y Manuel Vallet (Catalonia). Sustituirán a José Luis Bonet (Freixenet), Enrique Lacalle (Meeting Point), Enric Crous (Damm), Núria Basi (Basi) y Carles Vilarrubí. Este último se va por propia decisión porque todavía le quedaba un mandato.

Fuentes conocedoras de las negociaciones indican que Valls propondrá para presidente a Faura. Insisten en que éste cuenta con el visto bueno del gobierno de la Generalitat –tanto el de antes como el de después del 155- y del Ayuntamiento. Aseguran que Colau no ha puesto reparos a su candidatura pese a que no cuadra para nada con el perfil que deseaba para el cargo.

En abril pasado, se filtró a la prensa que la apuesta de Valls para presidir la Fira era Miquel Martí, de Moventia. Sin embargo, desde el ayuntamiento barcelonés se vetó su candidatura y se propuso que fuera una mujer. Nunca se han aclarado los motivos de este veto. Entonces surgió la opción de Helena Guardans, consejera delegada de la compañía de externalización de servicios Sellbytell. Guardans era la apuesta de Colau​. Parecía que era la solución para desbloquear la renovación de Fira. Nadie la vetó. Sin embargo, fuentes empresariales indican que Guardans se echó a tras y que Colau no insistió. Entonces apareció Faura, el tapado.

Fira de Barcelona: Colau se escuda en el 155 para aplazar la renovación de su consejo

Ninguna de las tres patas de Fira ha puesto objeciones a Faura. Además, él está por la labor. A una pregunta de Economía Digital sobre si aceptaría el reto de presidir Fira de Barcelona, Faura dijo que si algún día llegaba este momento “sería un orgullo y un honor”, aunque prefirió no adelantarse a los acontecimientos.

En los círculos de la Cambra y de la Fira se comenta que Colau “ha bajado del burro”. No piensa convocar el consejo general mientras esté en vigor el 155, pero no ha bloqueado para presidente a un candidato que es hombre y directivo de una gran corporación.

Colau castigó a Telefónica

La alcaldesa ha abierto frentes con Agbar, Endesa, Gas Natural, FCC e, incluso, con Telefónica. La primera decisión Colau después de ganar las municipales de 2015 fue exigir al todavía alcalde Xavier Trias que no prorrogara el contrato de servicios telefónicos del Ayuntamiento. Entendía que Telefónica, la principal adjudicataria, vulneraba los derechos de los trabajadores subcontratados. Sin embargo, con Colau en la alcadía, se prorrogó en tres ocasiones el contrato. Cuando adjudicó el concurso, Vodafone desplazó de la primera posición a Telefónica al conseguir los lotes de mayor volumen económico.

En un momento en que se duda de la continuidad del Mobile World Congress (MWC), la gallina de los huevos de oro de la Fira, Colau se ha propuesto rebajar la tensión. Faura es un directivo del sector de la telefonía que puede limar asperezas con la patronal GSMA, la promotora del Mobile. Además, la alcaldesa ha puesto al frente del área de empresa y promoción económica de la ciudad, con rango de comisionado, a Lluís Gómez. Hasta ahora era el director internacional de la Smart City Expo. O sea, un hombre de Fira.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad