¿Cómo se convirtió AXA en el gran casero de la Generalitat?

stop

El grupo adquirió un lote de edificios en junio de 2013 con filiales creadas tan solo tres meses antes y, en 2015, Artur Mas le adjudicó la futura Ciudad de los Funcionarios

Artur Mas, cuando todavía era presidente de la Generalitat. / EFE

Barcelona, 29 de abril de 2016 (01:00 CET)

Axa Real Estate, perteneciente al grupo asegurador francés AXA, se ha convertido en el gran arrendador de oficinas de la Generalitat gracias a dos operaciones bajo sospecha.

En junio de 2013, el gobierno de Artur Mas adjudicó a tres filiales del grupo un lote de 13 edificios de oficinas, entre los que se encuentran las sedes de dos consejerías y el de la Fiscalía de Cataluña, por un importe de 172 millones de euros.

Dos años después, el pasado julio, pocos días antes de convocar elecciones, el ejecutivo de Mas volvió a premiar al grupo francés con la adjudicación de la futura Ciudad de los Funcionarios, el macrocomplejo administrativo de la Zona Franca de Barcelona que acogerá los departamentos económicos de la Generalitat en régimen de alquiler.

Denuncia ante la Oficina Antifraude

CCOO denunció la operación de la Ciudad de los Funcionarios ante la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) el mismo día que se adjudicó. En mayo de 2015, la empresa pública Fira 2000 adjudicó a Zumaran Inversiones, filial de AXA, los derechos de superficie de un solar de la Zona Franca para que construyese un edificio de oficinas.

En julio, la dirección general de Patrimonio de la Generalitat adjudicó a Zumaran Inversiones el contrato de alquiler de la futura Ciudad de los Funcionarios.

Zumaran fue la única candidata que se presentó tanto al concurso de Fira 2000, para obtener los derechos sobre un solar, como al de la dirección general de Patrimonio, para construir un edificio que después alquilaría a la Generalitat. Este complejo de oficinas se levantará en el mencionado solar.

Cuando se realizaron estas operaciones, Salvador Estapé era director general de Patrimonio de la Generalitat y, al mismo tiempo, presidente de Fira 2000, tal como se indica en el escrito de CCOO.

AXA constituyó tres sociedades clónicas

En respuesta a una pregunta parlamentaria del grupo Popular, el departamento del vicepresidente económico Oriol Junqueras precisa que, en junio de 2013, el anterior gobierno de Mas adjudicó 13 edificios de oficinas a tres sociedades distintas –Zumaran Inversiones, Olaen Business y Riglos Business– de AXA por un importe conjunto de 172 millones de euros.

Se trata de tres sociedades clónicas, que cuentan con los mismos administradores, la misma sede social en el paseo de la Castellana de Madrid y que fueron constituidas el mismo día, el 12 de marzo de 2013, precisamente tres meses antes de obtener la adjudicación de los edificios de la Generalitat.

La administración catalana realizó un negocio ruinoso porque paga por estos inmuebles, que continúa ocupando, un alquiler anual de 16,3 millones de euros. Axa Real Estate constituyó Olaen Business, Riglos Business y Zumaran Inversiones, todas con sede en Madrid, para participar en los concursos de edificios de la Generalitat.

La primera sociedad es titular de siete inmuebles; la segunda, de cinco; y Zumaran, que se adjudicó dos años después el proyecto de la Ciudad de los Funcionarios, se llevó la sede de la Consejería de Educación, en la Vía Augusta.

La casera de la Generalitat

Como administradores de las tres sociedades figuran desde un inicio Eduardo Herranz Rodríguez, Germán Fernández-Montenegro y el gabinete de servicios de outsourcing Auxadi Contables & Consultores. Posteriormente, se incorporó como administradora Amal del Monaco Azuagh Belkadi, directora general delegada de la división inmobiliaria de Axa.

Según su perfil de Linkedin, la francesa Amal del Monaco, con una trayectoria de veinte años en AXA, gestiona una cartera de 15.000 millones de euros en inversiones en Europa y los Estados Unidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad