La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el pleno municipal. /EFE/TONI ALBIR

Competencia da un nuevo revés al Área Metropolitana de Colau

stop

Competencia impugna la licitación de un servicio de autobús del Área Metropolitana de Barcelona por valor de más de 300 millones de euros

Barcelona, 28 de febrero de 2019 (11:48 CET)

La Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) tiene en el punto de mira las licitaciones de servicios de autobús que efectúa el Área Metropolitana de Barcelona que preside la alcaldesa Ada Colau. Después de abrir una investigación al servicio de Aerobús que cubre la ruta entre Barcelona y el aeropuerto de El Prat, ahora impugnan otra licitación de autobús metropolitano por valor de más de 300 millones de euros.

La ACCO ha interpuesto un contencioso administrativo contra el acuerdo del consejo del AMB, presidido Colau, que adoptó en noviembre de 2018 para la contratación de un servicio de autobús entre Barcelona y diversas localidades del Baix Llobregat. También impugnaron las cláusulas administrativas y económicas de la licitación. Este contrato tiene valor estimado de 316,2 millones de euros sin contabilizar el  IVA.

En concreto, la ACCO considera que los pliegos limitan “gravemente e indebidamente” la competencia. En primer lugar, indica que se exige un nivel de experiencia previa (en número de kilómetros recorridos anuales) muy elevado que comporta que muy pocos operadores puedan participar en la licitación. Asimismo, se imposibilita que las compañías de transporte que se presenten en forma de UTE puedan sumar su solvencia.

Además, la ACCO advierte que, en los pliegos, se pide que las empresas concursantes dispongan de terrenos para cocheras en un determinado radio territorial. Esto dificulta que empresas no implantadas previamente puedan ganar la licitación.

Desincentivan la competencia

La ACCO considera que se “desincentiva” la competencia en precios. Únicamente 32 puntos (sobre 100) hacen referencia específica a la oferta económica. La fórmula que se aplica para distribuir estos 32 puntos otorga una puntuación relativamente similar a ofertas económicas muy diferentes. Esta circunstancia conlleva a que la importancia del criterio “precio” sea, en la práctica, todavía más residual.

De la falta de concurrencia y competencia en una licitación pública, “no sólo resultará perjudicado el funcionamiento competitivo del mercado, sino también la propia administración pública licitadora (y, por lo tanto, los contribuyentes) que con mucha probabilidad pagará un precio más elevado, y los usuarios, que recibirán un servicio de peor calidad”, advierte Competencia en un comunicado.

La ACCO anunció en noviembre pasado que investigaba a cuatro empresas del sector de los transportes por posibles prácticas anticompetitivas en la licitación del contrato para llevar a cabo los desplazamientos en autobús entre Barcelona y el Aeropuerto de El Prat (Aerobús).

Competencia investigó posibles acuerdos entre compañías durante el proceso de licitación de contrato de Aerobús promovido por el AMB. Sin embargo, el organismo metropolitano siguió adelante con esta licitación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad