Corbacho pagó 12.000 euros a Urdangarín de la Diputación de Barcelona

stop

CASO 'PALMARENA'

13 de diciembre de 2011 (18:49 CET)

Además de con los gobiernos autonómicos populares de Francisco Camps (Comunidad Valenciana) o Jaume Matas (Baleares), el trabajo del Instituto Nóos, presidido por Iñaki Urdangarín, también se cruzó en el camino de la Diputación de Barcelona presidida por Celestino Corbacho, quien pagó 12.000 euros a Nóos en 2005 por un estudio de apenas 100 páginas.

Según cuenta La Gaceta, se trataba de un servicio de consultoría y asistencia en la elaboración del mensaje y el argumentario del plan Ressort, cuyo impulso se dio entre 2004 y 2007. 

El dossier confeccionado por el Instituto Nóos, que trataba de asesorar el plan de promoción de la responsabilidad social empresarial de las pequeñas y medianas empresas de la provincia de Barcelona, tuvo un coste de 120 euros por página para la administración provincial catalana.

Cuenta La Gaceta que "entre los socios de esta iniciativa de la Diputación barcelonesa estaban la Unión General de Trabajadores de Cataluña o el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet, cuyo ex alcalde socialista, Bartolomé Muñoz, fue detenido dentro de la operación anticorrupción denominada Pretoria".

Diego Torres

Pero ahí no quedaron las relaciones económicas entre Iñaki Urdangarín y entidades catalanes. Diego Torres, el socio del vasco, firmó un contrato como representante de Nóos de 5.900 euros con la Coordinadora de Discapacitados intelectuales de Cataluña (Dincat), un grupo que se constituyó en el mes de abril de 2010 y compuesto por entidades sin ánimo de lucro.

Como consecuencia de esta integración de asociaciones y de la nueva estrategia de comunicación que debían tomar, el colectivo Dincat decidió entablar una relación de asesoramiento con Esade. Finalmente el seleccionado por esta institución fue su profesor Diego Torres “para que les asesorara en el plan estratégico”, aseguraron desde Dincat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad