Una mujer camina por una calle del centro de Barcelona. Foto: Efe

El brote afloja en Barcelona: el resultado de las medidas tras 15 días

stop

Los resultados de las nuevas restricciones en el sector del ocio nocturno anunciadas el pasado viernes se podrán ver a partir de la próxima semana

Barcelona, 30 de julio de 2020 (08:59 CET)

La incidencia del coronavirus en Barcelona se ha convertido desde hace varias semanas en uno de los focos más importantes a nivel estatal, llevando a concretar medidas y recomendaciones por parte de la Generalitat. Algunas de estas son la prohibición de reuniones de más de 10 personas o la recomendación de no salir de casa a menos que sea imprescindible.

Estas medidas, si bien siguen vigentes a día de hoy, también han dado sus frutos. “El crecimiento del coronavirus ha empezado a caer y desacelerarse en Barcelona, pero hay que seguir atentos”, según informaron el pasado miércoles investigadores del grupo de Biología Computacional Biocomsc de la UPC.

El número medio de personas que resultan contagiadas por cada caso de coronavirus —el número reproductivo R— en Barcelona es todavía superior a 1 (mientras que estuvo cinco días seguidos estancada alrededor de 2,1), pero ha empezado a bajar en todos los municipios más afectados por la epidemia a lo largo del mes de julio, como Badalona o Santa Coloma.

El domingo 26 este indicador había bajado hasta 1,3 —el último día del que se dispone de datos fiables debido a los retrasos de notificación—. Según indica La Vanguardia, la incidencia se ha quedado por ahora en 180 casos por 100.000 habitantes, y se prevé que aumente en los próximos días.

Y la incidencia está directamente relacionada con el tiempo que se tardó en aplicar medidas restrictivas tras encontrarse el brote. En Lleida, las medidas de confinamiento perimetral se introdujeron 17 días después de entrar en transmisión comunitaria, mientras que las medidas más estrictas se introdujeron a los 24 días.

Con esto, la incidencia se disparó a más de 1.000 casos por 100.000 habitantes en 14 días. Esto significa un 1% de los ciudadanos de Lleida fueron diagnosticados en un plazo de dos semanas. Actualmente, estas medidas ya se han relajado y se ha logrado bajar la R hasta menos de 1, según los análisis del grupo de Biología Computacional de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

Por otro lado, Hospitalet introdujo las medidas 7 días después de entrar en transmisión comunitaria y llegó a una R de 3 —donde cada caso causaba tres más—. La incidencia es ahora de 600 casos por 100.000 habitantes, con una R de 1,4. En Barcelona ciudad, por suerte, las primeras medidas llegaron solo 3 días después de entrar en situación crítica.

¿Qué se espera para los próximos días?

“La tendencia es buena, pero aún tenemos muchos casos. No es momento de bajar la guardia”, declaró el miércoles Clara Prats, líder de la investigación sobre Covid en el grupo Biocomsc. Y, para poder llegar a una tasa inferior a 1 (el objetivo principal) se deben mantener muy presentes las medidas de prevención impuestas, según los expertos. 

“Lo que vemos ahora son los resultados de las medidas que se introdujeron hace entre diez y quince días; pero no sabemos si estas medidas serán suficientes para llegar por debajo de 1”, indica Prats. Esto ocurre porque suele pasar poco más de una semana entre un contagio y su diagnóstico, y los análisis se basan en casos diagnosticados.

Mientras que la R sea superior a 1 el número de nuevos casos seguirá subiendo día a día. Cuando pase a menos de 1 podrá empezar a reducirse, como ha ocurrido con Lleida. Falta por ver el resultado de las nuevas restricciones en el sector del ocio nocturno anunciadas el pasado viernes: “nos pueden ayudar a bajar más la R; lo veremos a partir de la próxima semana”.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad