La avanzada independentista no es beneficiosa para la economía, opinan los empresarios. EFE-Archivo.

Crece el temor de los empresarios por el independentismo

stop

El 74% de los ejecutivos cree que el independentismo perjudica la economía española, un índice que aumenta entre los empresarios turísticos

Barcelona, 23 de julio de 2017 (14:12 CET)

Tres de cada cuatro ejecutivos españoles, el 74%, cree que la deriva independentista pasa factura a la economía española, una cifra que es menor en Cataluña: el 43% de 265 dirigentes empresariales encuestados consideran que el soberanismo no es beneficioso para la marcha de los negocios.

Es una continuación del cansancio que los empresarios catalanes, reunidos en las jornadas del Círculo de Economía, han exhibido tras las presentaciones de Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. La sensación de punto muerto en el conflicto frena la marcha de la economía, opinaron.

En tanto, otros dirigentes empresariales como Miquel Valls, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, se alistan contra el independentismo y proclaman que el referéndum no se realizará.

Pero una cosa es la percepción del país y otra es el perjuicio propio: el 59% cree que el independentismo no influye directamente en la marcha de su empresa, el 34% sí considera que tiene un impacto negativo, y sólo el 1% opina que es positivo. En un sondeo realizado en enero, el 73% decía que el conflicto catalán no tenía efectos en su negocio, y el 21% sufría consecuencias negativas. O sea, el número de ejecutivos que perciben consecuencias negativas subió 15 puntos en seis meses.

El 75% de los empresarios turísticos afirman que el independentismo perjudica sus negocios

En la encuesta realizada por Deloitte para El País, este último punto aumenta considerablemente entre los empresarios turísticos: el 75% dice que le afecta a sus negocios, y el 100% afirma que es dañino para la marcha de la economía en general. Precisamente, Cataluña lidera la recepción de turistas extranjeros, con 17,4 millones de visitas en el año pasado.

A dos meses del referéndum, las encuestas no están favoreciendo a sus promotores. Según el Centro de Estudios de Opinión, el apoyo a la independencia en Cataluña bajó tres puntos, del 44,3% al 41,1% en tres meses. El 49% expresó su rechazo a la separación política de Cataluña, medio punto más que en el sondeo de marzo.

De Guindos: “La economía catalana caería un 30%”

La preocupación de los empresarios es aprovechada por el Gobierno, que no pierde oportunidad de advertir de los efectos económicos de una hipotética independencia de Cataluña. En una entrevista publicada por ABC, el ministro de Economía Luis de Guindos dijo que la secesión implicaría un “empobrecimiento del 25% al 30% de la comunidad autónoma”.

Según De Guindos, al quedar Cataluña fuera de la eurozona y de los acuerdos comerciales con la UE, estaría obligada a tener su propia divisa, “que tendría una devaluación enorme con el euro, lo que produciría un empobrecimiento importante de los ahorradores catalanes y generaría una tasa de inflación elevadísima". Además de la caída del PIB, la tasa del paro se duplicaría en Cataluña, dijo el ministro.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad