Cristóbal Martell rodeado de periodistas. Se ha ocupado de casos mediáticos como los de Pujol, 3%, Gürtel, Palau, Nóos, Messi, Neymar o José Luis Núñez por la trama de Hacienda. / EFE

Cristóbal Martell volverá al bufete en septiembre

stop

Cristóbal Martell hace un paréntesis, forzado por su salud, en la defensa de Jordi Pujol júnior, Germà Gordó, Álvaro Lapuerta y otros investigados célebres

Josep Maria Casas

Economía Digital

Cristóbal Martell rodeado de periodistas. Se ha ocupado de casos mediáticos como los de Pujol, 3%, Gürtel, Palau, Nóos, Messi, Neymar o José Luis Núñez por la trama de Hacienda. / EFE

Barcelona, 25 de julio de 2017 (05:55 CET)

El abogado penalista Cristóbal Martell se está recuperando de sus problemas de salud. La semana pasada fue ingresado en un centro hospitalario. Fuentes de su entorno indican que se tomará unas vacaciones más largas de lo previsto, para recuperarse, y que no se reincorporará a su despacho hasta finales de agosto.

Martell tenía una apretadísima agenda estos últimos días de julio. Este lunes debía asistir al diputado Germà Gordó en su declaración como investigado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), pero la vista se ha suspendido. El despacho del abogado pidió el aplazamiento.

También defiende a Jordi Pujol Ferrusola, que está a la espera de depositar una fianza de tres millones de euros para abandonar la cárcel de Soto del Real.

Trámites urgentes

Además, Martell se encarga en estos momentos de la defensa del extesorero popular Álvaro Lapuerta, en el caso Gürtel; del FC Barcelona por presunto delito fiscal, en el caso Neymar; y de algunos detenidos en la operación Rikati, un supuesto fraude millonario en aplicaciones de telefonía móvil. Algunos de estos asuntos requerían decisiones antes de los juzgados cerrasen por vacaciones. Los trámites urgentes los despacharán ahora sus colegas.

Cristóbal Martell: la carga de trabajo en los casos de corrupción causa mella en su salud

Las fuentes consultadas indican que Martell no volverá esta semana por su despacho. No le esperan hasta finales de agosto. No facilitan datos sobre su salud aunque insisten en que evoluciona favorablemente. El mismo se dirigió a un centro médico en taxi cuando la semana pasada se sintió indispuesto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad