Quim Torra no ha comunicado todavía la decisión que tomará en el caso de que el Tribunal Supremo lo inhabilite para ejercer un cargo público

Cumbre de JxCat, ERC y CUP para responder a la inhabilitación de Torra

stop

El bloque independentista intenta aproximar posturas con un punto de partida insalvable: JxCat se niega a convocar elecciones en contra de lo que pide ERC

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Quim Torra no ha comunicado todavía la decisión que tomará en el caso de que el Tribunal Supremo lo inhabilite para ejercer un cargo público

Barcelona, 14 de septiembre de 2020 (17:07 CET)

El Tribunal Supremo (TS) inhabilitará en los próximos días, con casi toda probabilidad, a Quim Torra para el ejercicio del cargo público por un delito de desobediencia (se negó a descolgar lazos amarillos de la Generalitat en período electoral). Pero los partidos independentistas (JxCat, ERC y CUP) son incapaces de determinar qué debería hacer Torra una vez se conozca la decisión del TS. ¿Acatar el fallo y protagonizar una protesta simbólica? ¿Desobedecer y atrincherarse en la Generalitat? ¿Convocar elecciones? Todos estos interrogantes están sobre la mesa en una reunión que el bloque soberanista celebra esta tarde de lunes.

De todas estas opciones hay una a la que se niegan tanto Carles Puigdemont como JxCat: poner fecha a las elecciones. El líder huido ya dejó clara la pasada semana que esta posibilidad no debería entrar en los planes de Torra, puesto que, a su juicio, lo que debería hacer  el presidente de la Generalitat es diseñar una estrategia para alargar como sea la legislatura.

El problema es que fue el propio Torra quien dio por agotado el mandato a finales del pasado mes de enero y quien solemnizó que no había otra salida que acudir a las urnas. 

La estrategia de JxCat: más "represión" del Estado

Pero Puigdemont presiona a Torra para que se desdiga y opte por otra vía. "Lo que no tendríamos que hacer es convocar elecciones antes de conocer lo que decide el Estado a través de su Tribunal Supremo porque eso blanquearía (al Estado) y le sacaría de una situación en la que se ve entre las cuerdas", afirmó la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, una de las principales emisarias de Puigdemont en Cataluña.

El deseo de Waterloo es esperar a ver qué hacen las institucione del Estado para desalojar a Torra de la Generalitat, "si sigue por el camino de la represión"

"Cuando hablamos de confrontación inteligente en gran parte se refiere también a poner al Estado español entre la espada y la pared, a ponerlo ante el espejo", explicó Artadi.

ERC y CUP: de las elecciones al simbolismo

ERC, en cambio, es partidaria de consensuar una fecha de las elecciones para acabar el mandato. Pero JxCat se niega por completo a seguir este plan.

La CUP propone una tercera respuesta consistente en que Torra mantenga simbólicamente en la presidencia de la Generalitat, es decir, sin atribución real alguna pero manteniendo el reconocimiento del Govern para que sus instrucciones siguen orientando la acción política del gobierno catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad