Directivos alemanes alertan de las “nefastas consecuencias” de la independencia de Catalunya

stop

DEBATE SOBERANISTA

11 de febrero de 2014 (14:10 CET)

El mundo empresarial lleva unos meses en ebullición. Hay reuniones, proyectos para crear asociaciones, movimientos de tipo personal... Y, lejos de esfumarse, ante la dificultad para concretar esas inquietudes, los directivos y empresarios residentes en Catalunya, de empresas extranjeras, la mayoría de ellos alemanes, o de lengua alemana, han querido organizarse ante el proceso de independencia de Catalunya.

Son unos sesenta directivos que han alertado este martes de las “nefastas consecuencias” que tendría para Catalunya la independencia de España, al entender que se quedaría fuera de la Unión Europea, y sería “dudoso” que pudiera mantenerse en la zona euro.

Riesgos del nacionalismo


Estos directivos han presentado este martes un documento bajo el título de Declaración de Barcelona, que alerta sobre “los peligros de un fervor nacionalista, que en el último siglo ha comportado sufrimientos inconmensurables sobre Europa y que tampoco traerá nada bueno para Catalunya”.

Uno de los más activos de los directivos, que han creado la plataforma Catalunya sense Europa, no, es el consejero delegado de Basf España, y máximo responsable, además, de la empresa en el sur de Europa, Erwin Rauhe, aunque ha asegurado que avala el documento a título personal.

Pero también figuran ejecutivos como el ex presidente del Círculo de Directivos de Habla Alemana Albert Peters, que ha presentado el documento, y que ha querido recordar que Croacia, que se independizó a principios de los noventa, tuvo que esperar más de diez años para poder ingresar en la Unión Europea. Según Peters, a Catalunya le podría pasar lo mismo.

Fuera de la UE de forma provisional

Esa es la gran cuestión, de hecho, que sigue siendo central en el debate sobre el proceso soberanista. El Govern de Artur Mas sostiene que sería muy difícil que Catalunya pudiera quedar fuera, recordando que no hay precedentes de la separación de una parte de un país que es miembro de la UE. Pero el propio Mas admitió en una entrevista en La Repubblica, el diario italiano, que Catalunya podría estar fuera de forma provisional durante un tiempo.

Entre los firmantes de la iniciativa de los empresarios figura también Gerhard Esser, exconsejero delegado de Thyssen Krupp Materials en España y Portugal y ex vicepresidente de la Cámara de Comercio de Alemania, presente en el acto de este martes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad