Dolors Bassa, exconsejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, durante el gobierno de Puigdemont. EFE
stop

La ex consejera sale de la cárcel de Puig de les Basses con un permiso extraordinario del Tribunal Supremo

Barcelona, 25 de agosto de 2018 (10:54 CET)

Dolors Bassa ya salió momentáneamente del centro penitenciario de Puig de les Basses de Figueres y se encuenta en la clínica Girona para visitar a su madre. La ex consejera accedió al hospital escoltada por dos vehículos policiales poco antes de las diez de la mañana.

El Tribunal Supremo concedió a Bassa un permiso extraordinario para visitar durante dos horas a su madre en el hospital, donde fue intervenida quirúrgicamente. Este el primer permiso extraordinario que el alto tribunal otorga a un preso preventivo del proceso independentista catalán.

Como pidió la familia de la política independentista, a las puertas de la clínica no se produjeron concentraciones y sólo había algunos medios de comunicación, según informó 324.

Primer permiso extraordinario el soberanismo en prisión

Bassa fue encarcelada en marzo y fue trasladada en julio de la cárcel de mujeres de Alcalá de Henares (Madrid) al centro gerundense. Su defensa presentó el miércoles la petición del permiso extraordinario, aprobada por el Tribunal Supremo la jornada siguiente.

Es la primera vez que el Supremo aprueba la salida de prisión de alguno de los políticos presos por el desafío soberanista catalán. Antes, el tribunal se negó a dejar en libertad a Jordi Turull y Josep Rull para que tomaran posesión como consejeros.

Bassa, Turull, Rull, Raül Romeva y Carme Forcadell son los cinco exconsejeros del gobierno de Carles Puigdemont que fueron condenados el 23 de marzo a prisión, tras la investigación del juez Pablo Llarena por delito de rebelión.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad