Duran, contra Forcadell: La ANC tendrá con Sànchez "una persona con formación"

stop

DEBATE SOBERANISTA

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida.

Barcelona, 22 de mayo de 2015 (13:29 CET)

Josep Antoni Duran Lleida no se suele ir por las ramas. No está en su mejor momento. Y es consciente de que tiene un problema interno de gran envergadura en su propio partido, Unió Democràtica. Pero todavía sabe disparar.

En su carta a la militancia democristiana, ha alabado la figura de Jordi Sànchez, el nuevo presidente de la ANC, dejando en evidencia su animadversión contra la anterior responsable de la entidad, Carme Forcadell. "La ANC, de ser dirigida por una activista pasará a ser dirigida por una persona con formación y sentido profundo de la política", ha firmado de su puño y letra.

Rechazo a la ANC por marcar la agenda

Duran no ha escondido nunca el rechazo que le había generado la ANC, con Forcadell al frente, marcando la agenda política a CiU. Criticó a Forcadell por situar plazos para las elecciones de carácter plebiscitario, y en los últimos meses no se ha candado de repetir que quien debe tomar decisiones es la clase política que está representada en el Parlament.

Y con la elección de Sànchez, las aguas han vuelto a su cauce. CiU está encantada con el nombramiento, porque Jordi Sànchez, a pesar de evidenciar desde hace muchos años su compromiso con el independentismo, es un político "institucionalizado", como apuntan fuentes de la federación nacionalista, que no protagonizará acciones por parte de la sociedad civil, sin un acuerdo previo con los partidos soberanistas.

Para ello, ha sido capital el trabajo previo de Pere Pugès, un ex socialista, reconvertido al independentismo, que buscó el acuerdo interno en la ANC para que Jordi Sànchez fuera el presidente, al margen de la votación inicial, en la que quedó en cuarto lugar.

Militantes presionados

Duran, en su carta a la militancia, también advierte a los militantes de su partido de que recibirán presiones para que se pronuncien a favor de la hoja de ruta soberanista en el referéndum interno del 14 de junio. Y reclama responsabilidad. "Os debéis preparar para recibir una presión como nunca habéis tenido desde fuera del partido. Pero no atendáis influencias, y, menos aún, intimidaciones foráneas", clama el líder de Unió.

El político nacionalista sabe que Unió se la juega el 14 de junio, y que sus tesis pueden quedar en minoría, y ha comenzado a preparar el terreno. Sin embargo, las presiones no proceden del exterior. Son los propios militantes democristianos los que podrían dejarle en minoría. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad