Duran lo tiene claro: "Como empresario no invertiría con la CUP gobernando"

stop

El líder de Unió se reivindica en Madrid como el único interlocutor "catalanista"

El ministro De Guindos, y Duran Lleida, dialogan en el Congreso

Barcelona, 24 de noviembre de 2015 (12:28 CET)

Unió Democràtica quiere presentarse en las elecciones generales como el único "interlocutor catalanista", un hecho que resulta, en realidad, una desgracia para Josep Antoni Duran Lleida. Con el resto de fuerzas políticas nacionalistas ya convertidas al independentismo, como Convergència, transformada en Democràcia i Llibertat, ERC, y la CUP –Duran se deja al PSC, que sigue apostando por ese catalanismo transversal-- Unió busca recuperar el espacio perdido por CiU.

Duran ha apostado por ello en un almuerzo en Madrid, organizado por el Fórum Europa, con una aseveración, además, muy nítidia: "Como empresario no invertiría en un país gobernado por la CUP", ha asegurado. Según Duran es "de sentido común" que el mundo económico, que defiende la "estabilidad" se sienta perjudicado y alarmado ante la posibilidad de que la CUP "influya o condicione" al próximo gobierno de la Generalitat.

A la espera de lo que suceda en los próximos días, en los que la CUP seguirá negociando con Junts pel Sí, --se abre la posibilidad de que los diputados de la CUP opten por una abstención, si otros grupos hacen lo mismo, justo después de las elecciones del 20D-- Duran señala el gran problema que puede suponer para Artur Mas.


Motivos fiscales

La resolución aprobada en el Parlament, de ruptura con las instituciones españolas, y el acercamiento a la CUP han constituido un punto de inflexión para muchos empresarios y sectores soberanistas, que consideran que esa es una frontera que no se debería traspasar.

El líder de Unió, en todo caso, ha indicado que las empresas se van también de Cataluña por motivos fiscales, una decisión que podría haber motivado a Jordi Clos, el dueño de Derby Hotels para trasladar su empresa a Madrid.

Duran ha reivindicado el papel de Unió para buscar un acuerdo entre Cataluña y el resto de España, que para los democristianos podría pasar por una disposición adicional en la Constitución, sin renunciar a participar en una reforma de la Constitución.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad