Duran lo tiene claro: “Se tendrá que votar otro día”

stop

PROCESO SOBERANISTA

 Duran, en Madrid, atiende a los medios./EFE/Emilio Naranjo

03 de octubre de 2014 (16:13 CET)

¿Realismo? El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, denostado por el movimiento soberanista, tiene un problema grave en su propia casa. Este domingo el consejo nacional de Unió deberá decidir el sentido de su voto en la consulta del 9N. Pero Duran mantiene sus tesis. Y, en su carta semanal a la militancia de su partido, ha asegurado que, tal vez, se podrá votar en otro momento, “otro día”, pero no el 9N.

“Votar el 9-N, si podemos. Pero si a pesar de hacer todo lo posible por nuestra parte no se pudiera, se tendrá que votar otro día", ha escrito en su carta.

Necesidad de votar

Duran mantiene su apuesta por la tercera vía, y por ello, carga con dureza contra el Gobierno español por no ofrecer una alternativa política. El líder de Unió considera cualquier propuesta, sin embargo, deberá pasar por una consulta o referéndum, porque el problema “no se resolverá si no se contempla la necesidad de votar por parte del pueblo catalán”.

La tesis de Duran es que, pase lo que pase el 9N, con la actitud del Gobierno de Mariano Rajoy el proyecto independentista incrementará su intensidad, y que cualquier oferta que se pueda ofrecer debe pasar por el reconocimiento de la “realidad nacional” de Cataluña. La posición del Ejecutivo español ha sido de “una falta de destreza política histórica”.

Ruptura de Unió

Ahora Duran deberá resolver las cuestiones internas de Unió. En el consejo nacional de este domingo se deberá posicionar sobre la segunda pregunta de la consulta del 9N: sobre si quiere o no un estado independiente. Duran no es partidario de ello, pero la mayoría en su partido aboga por las tesis independentistas.

El líder de Unió ha advertido de que el proceso soberanista ha provocado la ruptura del PSC, y podría romper también Unió, algo que él intentará evitar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad