El CNI dio cobertura al 'mosso' infiltrado en la célula yihadista

stop

El ministro del Interior presumió el papel de lainteligencia estatal en la operación

en Barcelona, 17 de mayo de 2015 (00:00 CET)

La colaboración del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y los Mossos d'Esquadra en la llamada operación Caronte, fue "fluida, puntual y eficaz". Así se ha manifestado un alto dirigente del departamento de Interior de la Generalitat en conversación con Economía Digital.

Entre otras aportaciones, el Centro facilitó la cobertura a la doble identidad del mosso que la brigada de información antiterrorista introdujo en el grupo que lideraba el que ya ha sido bautizado como el peluquero de Sabadell, un ciudadano español (nacido en Granada), convertido al islam hace tres años, después de sufrir un largo periodo depresivo y de adicción al alcohol.

Reconocimiento de la Generalitat al CNI

La vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santa María, de quien depende orgánicamente el CNI, estaba al corriente de esta colaboración. Sin embargo, rechazó por motivos protocolarios y de reserva, no participar, ni siquiera aparecer, en la nota de prensa que el consejero de Interior, Ramon Espadaler leyó en el transcurso de la rueda informativa que ofreció a los medios de comunicación el pasado día 8 de abril, cuando los Mossos desarticularon la célula yihadista en Sabadell y Terrassa.

El ministro se salió del guión

De forma paradójica, quien rompió el pacto de silencio y el  tácito decoro institucional entre ambos gobiernos, fue el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien aquel mismo día, a preguntas de la prensa, afirmó, con espontaneidad, que la "operación Caronte había sido un éxito, fundamentalmente, por el concurso en el operativo del CNI" y, apostilló "si Catalunya hubiera sido un país independiente, esta desarticulación no se hubiera llevado a cabo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad