El descubridor de que Cervantes era valenciano desvela ahora que El Cid se escribió en catalán

stop

Alfonso VI era en realidad Ramon Berenguer y la Jura de Santa Gadea no tuvo lugar en la iglesia de Burgos, sino en la capilla del Tinell de Barcelona, según Lluís Maria Mandado

Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid Campeador.

Barcelona, 06 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Lluís Maria Mandado descubrió en el año 2012 que Miguel de Cervantes no nació en Alcalá de Henares. El escritor era en realidad valenciano y se llamaba Miquel Servent. De hecho su gran obra, El Quijote, fue escrita en catalán, pero la Inquisición la tradujo al castellano y quemó los ejemplares originales.

Mandado reflejó estas investigaciones en El Quixote va esborrar El Quixot, obra que fue difundida por el Institut Nova Història, una institución subvencionada por la Generalitat que cuenta entre sus logros el haber descubierto que Cristóbal Colon, Erasmo de Rotterdam o Santa Teresa de Ávila eran en realidad catalanes.

La reconquista arrancó en Nimes

Ahora, Mandado ha dado un paso más en sus investigaciones y ha desvelado que El Cid también era catalán, que su famoso cantar se escribió en occitano y no por una pluma anónima, sino por Per Abad, y que la reconquista no arrancó desde Covadonga, pues fue cosa de catalanes y tuvo su origen en Nimes.  

El autor ha plasmado todos estos descubrimientos en El Cid de València era català (Biblioteca Oculta), su última obra que se acaba de publicar. Según el Cantar del mío Cid, Don Rodrigo Díaz de Vivar protagonizó uno de los momentos más recordados de la historia de España cuando hizo jurar al rey Alfonso VI en la iglesia de Santa Gadea de Burgos que no era el responsable de la muerte de su hermano Sancho.

Ramon Berenguer y Berenguer Ramon

Mandado afirma que este episodio fue real, pero que no tuvo lugar en Burgos y no se produjo a raíz del enfrentamiento entre Alfonso y Sancho. Según su versión, "eso ocurrió con Ramon Berenguer, que era conde de Barcelona, marqués de España y duque de Godia, y tenía el reino en indiviso con su hermano Berenguer Ramon".

"El conde de Urgell le hizo jurar a Ramon Berenguer que no había asesinado a su hermano", relata Mandado a Economía Digital. "Y lo hizo en la capilla del Salón del Tinell de Barcelona, que se llama capilla de Santa Águeda", añade.

Juicio por falsificación

De este episodio nació un cantar compuesto por Per Abad en occitano, "que es lo mismo que el catalán, aunque lo han querido separar". Pero el autor fue sometido a un juicio acusado de "haber falsificado el cantar". Luego lo tradujeron al castellano y ya quedó como una obra tradicional de la literatura en español.

Para llegar a estas conclusiones y muchas otras, como la de que Valladolid es un nombre catalán que significa "valle entumecido", el autor se ha basado "en los mismos documentos que Menéndez Vidal, pero releídos de otra manera, para montar la pieza de forma más concreta".

Mandado reconoce que no es historiador, pero, a su juicio, eso es una ventaja, pues le permite "ser más libre": "Si un catedrático mantuviese estas teorías, recibiría mucha presión", concluye.          
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad