El empresariado enfría las aspiraciones independentistas de Mas

stop

Los partidos de la oposición temen un triunfo arrollador de CiU

26 de septiembre de 2012 (00:41 CET)

Las principales organizaciones empresariales catalanas aplauden la convocatoria de elecciones anticipadas convocadas por Artur Mas.“No es motivo de alegría que esté paralizada la actividad política del país dos meses, pero es un mal necesario”, afirma el secretario general de la Cecot, David Garrofé. Pero el camino independentista que ha iniciado el President no es un plato del gusto de todos sus asociados.

Los patrones catalanes recuerdan que Mas ya tiene el respaldo unánime de todas las organizaciones para pedir el pacto fiscal. Se muestran muy prudentes en valorar la posible petición de autodeterminación del Parlament que salga de las urnas el 25N. “Si hay un camino claro hacia el independentismo, ya consensuaremos entonces una postura en asamblea general con todos los asociados”, afirma el presidente de Fepime, Eusebi Cima.

Otras fuentes empresariales consultadas muestran su esperanza en que el President repita la estrategia de Jodi Pujol y, al final, encuentre una vía para evitar la independencia pero que consiga mejorar la relación económica de Catalunya con el Estado. “Cuando negocias con alguien con más poder que tu tienes que tensar la cuerda”, afirma un interlocutor. ¿Se romperá? “Por el bien de todos, de Catalunya y de España, esperemos que no”.

Cambio modelo territorial

Donde también existe un consenso amplio es en destacar que el órdago independentista de Mas arrastrará a un cambio del modelo territorial del Estado. Pero evitando en todo momento las prisas que pueden terminar en una secesión que les hará más mal que bien, según su punto de vista. Sobre todo por la complejidad que puede conllevar un Estado catalán que no forme parte de la Unión Europea, no esté reconocido por muchos otros países y que no forme parte de la OTAN, entre otras inquietudes.

“¿Tendríamos un ejército catalán propio?”, inquiere un empresario catalán. Incluso los directivos más proclives al independentismo señalan que es un objetivo a medio o largo plazo que se tiene que planificar hasta el mínimo detalle.

“En nuestra organización hay miles de empresarios con sensibilidades muy distintas. Lo importante es que hemos abierto el debate”, destaca Garrofé.

Temor en la oposición

Ante el esperado anuncio de elecciones adelantadas de Mas, ningún partido político de la oposición mostró un apoyo rotundo al adelanto electoral. Casi ningún portavoz ha podido disimular su preocupación porque Artur Mas pueda capitalizar la gran movilización social del 11-S a favor de la independencia.

Seguramente el partido más perjudicado sea el PSC, que apenas ha podido reformar su cúpula tras un complicado proceso interno y que no tendrá tiempo de convocar unas primarias. "El Parlament no es el lugar más adecuado para hacer el primer acto electoral. No dice nada bueno sobre el respeto que le merece esta institución", dijo Collboni tras la comparecencia del president ante el Parlament.

Sus ex socios de gobierno de ICV-EUiA mostraron la misma preocupación. “Estamos a favor de la autodeterminación, pero el debate tiene que alejarse de adhesiones partidistas y personales”, explicó el líder de la agrupación, Joan Herrera.

La contraposición


Alicia Sánchez Camacho también analizó la nueva situación política catalana con un grave tono de preocupación. “Respetaremos los resultados que salgan de las urnas como partido democrático que somos. Pero que Artur Mas no se equivoque: que deje los eufemismos de lado y que hable con la verdad. Que diga a los catalanes que quiere la independencia y la ruptura con España”, declaró Sánchez Camacho.

EL líder de Ciutadans, Albert Rivera, también lanzó un mensaje similar: “Llegó la hora de la verdad. Hay que decidir si se apoya el proyecto de confrontación entre catalanes y de todos los catalanes con el resto de España”, declaró.

Simpatía independentista

El único portavoz que no habló en sede parlamentaria fue Oriol Junqueras y también fue el único que animó al president Mas a seguir adelante en su camino independentista. “Mientras más fuertes seamos, más fuerte será el país”, dijo Junqueras tras pedir el voto para su partido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad