El ex fiscal Villarejo: "Hubo pactos de silencio" sobre la corrupción de Pujol

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

El ex fiscal Carlos Jiménez Villarejo.

Barcelona, 16 de enero de 2015 (13:51 CET)

Al margen de cómo acabe judicialmente el caso Pujol, las acusaciones al ex President no podrían ser más contundentes. El ex fiscal jefe de Cataluña, Carlos Jiménez Villarejo, ha comparecido este viernes en la comisión de investigación sobre el fraude fiscal en el Parlament y ha reiterado su visión sobre lo sucedido, después de que él mismo viera frustrada su investigación sobre Pujol por el caso Banca Catalana. A su juicio, en España "ha habido pactos de silencio" para ocultar la corrupción, y el de Pujol fue uno de esos acuerdos.
Villarejo, que no suele adornar sus críticas, ha insistido, tras las preguntas y reflexiones de los distintos diputados, que Pujol se aprovechó de su cargo como President desde que accedió en 1980. "Hubo un aprovechamiento del cargo para defraudar", ha asegurado.

El empresario "modelo", Javier de la Rosa, al lado de Pujol


Una de las consideraciones del ex fiscal, es que Pujol se rodeó de personas, desde Sánchez Carreté, asesor fiscal del ex President, hasta Javier de la Rosa, o el abogado Piqué Vidal, que "hicieron de la actividad delictiva un modo de hacer", después de haber sido considerados, en el caso de De la Rosa, "como un empresario financiero modelo".

El hecho que lamenta el ex fiscal es que Pujol fuera elegido presidente de la Generalitat después de que "contribuyera a la quiebra de Banca Catalana". De hecho, el propio Villarejo, junto con el fiscal José Maria Mena, protagonizó la investigación, y la querella contra Pujol, por lo que se entendió como un "vaciamiento patrimonial" que alcanzó los 19.000 millones de pesetas de la época.

La querella, sin embargo, se acabó archivando en 1986, después de haberla presentado en 1984. Para Pujol aquello suposo una victoria política, tras conseguir su primera mayoría absoluta en 1984, bautizada en diferentes periódicos del momento como "Pujolazo".

La clave de todo, en el caso Banco Catalana


El ex fiscal considera que el caso Banco Catalana es la clave de todo, y que puede explicar la confesión del ex President del 25 de julio, en la que aseguró que había ocultado una cuenta en Andorra durante 34 años con un saldo de cuatro millones de euros. Para Villarejo, la confesión sólo se explica por el interés de Jordi Pujol de proteger principalmente a dos de sus hijos, Jordi Pujol Ferrusola, y Oleguer Pujol Ferrusola.

Sin embargo, Villarejo no ha querido pronunciarse sobre las posibles medidas cautelares contra Pujol o miembros de su familia, al entender que es una decisión que le corresponde al juez instructor.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad