El Financial Times reclama a Rajoy que negocie con Catalunya

stop

TRAS LA PREGUNTA SOBERANISTA

16 de diciembre de 2013 (11:55 CET)

El rotativo económico Financial Times, una de las biblias del liberalismo económico, junto con The Economist, ha reclamado en un editorial este lunes al Gobierno de Mariano Rajoy que trate de negociar una solución al problema catalán, tras la pregunta que ha acordado el President Artur Mas para celebrar un referéndum soberanista.

El diario considera en Spain's next crisis, que se trata de un “problema político que requiere una solución negociada”, y pide “más federalismo” que solucione la erosión de las instituciones en España. A criterio del Financial Times, España no ha conseguido acomodar a las minorías nacionales, como Catalunya o el País Vasco en “una casa plurinacional cómoda”.

Y señala que España gozaba de la suficiente flexibilidad, con un sistema “casi federal” para contentar a los catalanes, pero que el PP impidió, en 2010, acabar de satisfacer esos anhelos de autogobierno, tras la sentencia del Tribunal Constitucional contra el Estatut, después de que presentara diversos recursos.

Mas, en un rincón


Para el FT, Rajoy ha dejado en un “rincón” a Artur Mas, al exhibir, como única respuesta la Constitución “postfranquista” de 1978, que proclama la unidad de España. La salida es la negociación política que impida que los catalanes acaben decidiendo, “ir por libre”.

No es, sin embargo, la primera vez que el FT se involucra en la situación de España, que ha seguido con mucho celo. En la mayoría de ocasiones, el tono ha sido de cierta estridencia. En febrero de 2010 ya advirtió de que España era “un drama potencialmente más grande” que el de Grecia. Un año antes, en agosto de 2009, criticaba con dureza la España de las autonomías, al considerar que las comunidades tenían un coste muy alto para la economía española. Recordaba, en especial, el coste las “embajadas catalanas en el exterior”.

Contra los bancos españoles


El Financial Times, que ha buscado siempre una relación entre España y la posible ruptura del euro, hecho que provocaba las sospechas sobre las intenciones de un rotativo británico, poco amante de la unidad monetaria europea, ha comenzado este año a vislumbrar mejores expectativas económicas para España. Y lo constató en octubre de este año, con las “semillas de la recuperación”.

Pero pocos meses antes había sido muy duro con el sistema financiero español. En abril de 2013, el columnista Wolfgang Münchau, consideraba “irracional” que los españoles mantuvieran sus ahorros en los bancos españoles. Y en enero de 2013, el diario veía un “futuro sombrío para el Banco Santander”, al entender que los inversores perdían la fe en la historia del banco que preside Emilio Botín.

Ahora aconseja diálogo para superar el problema del Gobierno español con el Gobierno catalán, cuyo presidente sigue, --asegura-- los deseos de su pueblo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad