El futuro de Grecia tiñe de rojo las bolsas europeas

stop

PRÓRROGA DEL PRÉSTAMO

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, en el parlamento heleno

en Barcelona, 20 de febrero de 2015 (12:01 CET)

Los mercados miran con recelo a Grecia. El futuro del país está en el aire y se negociará de nuevo en la reunión del Eurogrupo que empezará al mediodía. El ministro de Finanzas helenas, Yanis Varoufakis, insiste en exigir margen económico para aplicar políticas sociales en el país mientras que Berlín se resiste a ceder en las condiciones del plan de rescate heleno. 

Las bolsas continentales ya han hecho su apuesta en esta jornada clave: domina el rojo en todas las plazas. 

Ibex a la baja y prima de riesgo estable 

El Ibex 35 es uno de los selectivos que más sufre el impacto de la incertidumbre y retrocede el 0,33% a media mañana hasta los 10.874 puntos. Caixabank lidera las caídas (-1,87%), seguido de Abertis (-1,63%) e IAG (-1,08%). 

La prima de riesgo, el diferencial entre los bonos españoles y el bund alemán, se mantiene estable. Ha abierto la sesión en 117 puntos, ha llegado a los 119 en el arranque de la sesión y baja al mediodía a 116 enteros. 

El índice de referencia en Europa (Euro Stoxx50) cae el 0,38%; la Bolsa de París pierde el 0,37%; el DAX alemán cae el 0,37%; y el selectivo italiano recorta su valor el 0,30%. La bolsa de Londres, fuera de la zona euro, es de las pocas que avanza este viernes: el 0,32% a media sesión. 

Incertidumbre en las privatizaciones 

El Gobierno griego intenta calmar los ánimos y se muestra esperanzado en que el Eurogrupo dé luz verde al plan que Varoufakis presentó el jueves para prolongar los préstamos otros seis meses. Con todo, el primer ministro, Alexis Tsipras, debe hacer frente a las primeras discrepancias en el seno de su Ejecutivo que incrementan la incertidumbre exterior con el país. 

Dentro del Gobierno no hay consenso sobre qué propiedades públicas se deben vender en el plan de privatizaciones que Tsipras ha revisado. El primer ministro recordó esta semana que el objetivo inicial de su predecesor en el cargo (la política pactada con la troika) era obtener 50.000 millones de euros con la enajenación de activos. "Tres años más tarde, el total llega a 5.000 millones", cuestionó. 

Discrepancias de criterios 

Syriza no quiere vender más "joyas de la corona" del Estado a precios irrisorios y apuesta por mirar con lupa los activos para mantener los de "interés público". El Gobierno choca a la hora de priorizar qué se puede privatizar. No existe un criterio único para determinar qué proyectos deben quedarse. 

El anterior Ejecutivo griego puso a la venta puertos, aeropuertos, ferrocarriles, compañías energéticas y de agua, así como campos de golf, infraestructuras olímpicas y propiedades en el casco histórico de Atentas. 

Por el momento, el programa de privatizaciones está parado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad