Se avecinan menos hipotecas y más caras. En la imagen, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Ballesteros
stop

Pedro Sánchez anuncia que aprobará un decreto ley por el que sea la banca quien pague el impuesto de la hipoteca y no los ciudadanos

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

Se avecinan menos hipotecas y más caras. En la imagen, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Ballesteros

Madrid, 07 de noviembre de 2018 (13:18 CET)

Pedro Sánchez decide que sea la banca quien pague el impuesto de la hipoteca y no los ciudadanos. Así lo asegura en una rueda de prensa que ha convocado tras la decisión del TS del martes. El presidente del Gobierno adelanta que el cambio se hará a través de la aprobación de un decreto ley.

Así, explica que respeta la labor del Poder Judicial pero "lamenta la decisión" del Tribunal Supremo, que el martes falló a favor de la banca: "no es positiva para las entidades financieras ni para los jueces ni los ciudadanos".

El Gobierno aprobará el jueves en el Consejo de Ministros un decreto ley con el que modificará la ley. Este modificará el artículo 29 de la ley de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que regula el impuesto que se paga a la constitución de una hipoteca. El decreto entrará en vigor el viernes, cuando se publique en el BOE.

Con esta modificación el presidente asegura que busca garantizar la "seguridad jurídica" y actuar "siempre" en defensa del interés general. Además, apela a l responsabilidad del sector financiero para que no repercutan la decisión en las comisiones y tipos de los préstamos hipotecarios.

Sánchez argumenta que el TS tiene que "reflexionar" sobre las dos semanas que ha tardado en decidir sobre el impuesto de las hipotecas

Pedro Sánchez también propone enviar a las Cortes la creación de una autoridad independiente que refuerce los derechos de los consumidores en el sector financiero. "Reforzaremos la protección ante potenciales abusos y resolverá los conflictos", asegura.

En cuanto al debate sobre la credibilidad del Supremo tras el cambio de decisión y el tiempo que han tardado en llegar a un acuerdo, el presidente defiende que "el tribunal tiene que reflexionar" sobre las dos semanas que ha tenido "en vilo" a la banca y a los ciudadanos. "Ningún poder debe quedar fuera de la autocrítica", explica.

Cambio de decisión del TS

El martes, tras dos días de deliberación, el Tribunal Supremo (TS) decidió por un escaso margen que el impuesto de las hipotecas debía correr a cargo del cliente. Así se desdijo de una sentencia -que ellos mismos decretaron- por la cuál eran los bancos los que debían pagar este tributo.

Ante el rechazo popular a la decisión del TS, el PSOE anunció en su cuenta de Twitter que les corresponde "conocer la motivación" del fallo y "tomar decisiones". Aún así, defiende que respeta la sentencia del Tribunal Supremo.

También la oposición se mostró en contra de que fueran los clientes y no los bancos los que pagaran el impuesto y criticaron la incertidumbre creada por el Supremo durante el periodo de decisión.

Reunión antes de la comparecencia

Sánchez ha mantenido una reunión con cuatro miembros de su equipo antes de su comparecencia pública ante los medios. El presidente recibió conjuntamente a la vicepresidenta Carmen Calvo y los ministros de Fomento, José Luis Ábalos; Hacienda, María Jesús Montero, y Economía, Nadia Calviño.

"Reunido con mi equipo. Esta mañana compareceré en rueda de prensa para anunciar las medidas de este Gobierno tras la decisión de ayer del Tribunal Supremo sobre las hipotecas", ha anunciado la cuenta oficial del presidente en las redes sociales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad