El Gobierno prevé que España crezca por encima de la zona euro

stop

PRESUPUESTOS DE 2015

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro | EFE

26 de septiembre de 2014 (17:58 CET)

El fortalecimiento de la demanda doméstica y la mejora del crédito son las dos patas sobre las que se apoyan los Presupuestos Generales del 2015, cuyo anteproyecto de ley aprobó ayer el Consejo de Ministros.

Esas circunstancias permiten que la economía española evolucione mejor que la de la zona euro, tanto para este año como para el próximo. Y de esa manera, el Gobierno puede hacer unas cuentas para 2015, cuando se celebrarán elecciones locales, autonómicas y generales, no tan restrictivas como las de este año.

Un 2% de crecimiento

La economía española crecerá un 2% el año próximo, por encima del 1,8% que había previsto el Gobierno en abril, y por encima también del 1,6% en que lo hará la zona euro. Este año crecerá igualmente más de lo estimado: el 1,3% frente al 1,2%, y frente al 0,9% de Europa.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que esas proyecciones se han construido con las hipótesis más conservadoras sobre la evolución de los tipos de interés, el cambio del euro y el precio de los carburantes.

Mejora la demanda nacional

La demanda nacional, privada y pública, mejorará este año el 1,4%, el doble de lo que se había estimado, y el año próximo lo hará en el 1,8%. De esa forma, quedará compensado el crecimiento de las importaciones (5%) y la moderación de las exportaciones, que mejorarán por debajo de lo que se había calculado.

Además, la construcción, que este año restará al crecimiento 3,3 puntos porcentuales, aportará más de tres puntos al PIB el año que viene, por primera vez desde el inicio de la crisis.

Fortalecimiento del empleo

La reactivación de la economía española vendrá acompañada de un progresivo fortalecimiento del empleo, en un contexto de moderación de los costes laborales y de flexibilidad del mercado de trabajo. Así, las nuevas previsiones del Gobierno contemplan un aumento del empleo del 0,7% de media anual este año y un aumento del 1,4% el que viene.

De esta forma, en términos de Encuesta de Población Activa (EPA), se prevé la creación neta de 622.000 empleos en estos dos años, al tiempo que el número de parados se reducirá en 860.000 en este mismo periodo. Con ello, la tasa de paro disminuirá este año al 24,7% y al 22,2% en 2015.

La reforma fiscal

Tras la reforma fiscal, los ingresos procedentes de los impuestos crecerán un 3,5% respecto a lo presupuestado en 2014, hasta los 186.111 millones. La recaudación por IRPF caerá un 0,3%.

En cambio, la recaudación por el impuesto de sociedades repuntará un 5,6%, a pesar de que también está previsto un descenso de los tipos del tributo. En concepto de IVA se esperan unos ingresos de 60.260 millones, un 9,9% más, mientras que los ingresos de los impuestos especiales caerán un 2,7%. De su lado, los ingresos no tributarios se situarán en 19.876 millones de euros, un 4,2% menos.

Caen las aportaciones a la Seguridad Social

Por el lado de los gastos, las cuentas del año que parten de un límite de gasto de 129.060 millones (-3,2%). Las aportaciones a la Seguridad Social, Servicios Públicos de Empleo y otros bajarán un 14,8%, mientras que el gasto disponible subirá un 0,1% y sumará 34.976 millones, aunque el gasto disponible para los ministerios descenderá un 0,2%, hasta 34.526 millones.

Aunque el Gobierno no ha querido precisar en qué capítulos se reducirán y aumentarán más los gastos, sí ha adelantado que la inversión pública crecerá más de un 6%.

Menos gasto en subsidio de paro

Igualmente, ha avanzado que el gasto en prestaciones por desempleo bajará en 4.100 millones por la reducción del número de personas en paro. De hecho, De Guindos ha aclarado que en 2015 habrá 350.000 personas menos cobrando el subsidio.

Preguntado por la subida de las pensiones y del salario mínimo interprofesional (SMI), Montoro se limitó a recordar que la inflación será muy baja en el futuro, aunque recordó que las pensiones no se congelarán gracias al factor de sostenibilidad, que garantiza que subirán al menos un 0,25%.

En cuanto a los funcionarios, el Gobierno elevará del 10% al 50% la tasa de reposición de los empleados públicos en los servicios esenciales y que recuperarán el 25% de la extra de Navidad que se les retiró en su momento. Distintas sentencias judiciales se han pronunciado en ese sentido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad