El Govern crea la tasa turística y pone un peaje de un euro a las recetas

stop

PRESUPUESTO 2012

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, con el conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell

20 de diciembre de 2011 (18:15 CET)

Todos lo catalanes tendrán que pagar un euro por cada receta médica que usen a partir del próximo uno de enero. Así lo ha anunciado el conseller d'Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell, al presentar este martes los Presupuestos de la Generalitat de 2012 al Parlament. Según el político convergente, será una tasa “universal” que tendrán que abonar todos los catalanes, incluso los enfermos crónicos y los pensionistas, y que “en los próximos meses” se irá “ajustando” a las necesidades sociales. Es decir, se definirán qué colectivos están exentos de abonarla. Se pagará en la farmacia a la hora de comprar el medicamento.

El año nuevo también conllevará la creación del polémico impuesto de estadas turísticas. Un peaje “por alojamiento” que dependerá de la categoría del hotel donde se duerma. El conseller ha detallado que “se pagará un euro por pernoctación, dos euros cuando tenga lugar en hoteles de cuatro estrellas y tres en los de cinco”. También tendrán que pagar la tasa los turistas que duerman en campings y los cruceros que atraquen en los puertos catalanes.

Con ambas medidas, el Govern de la Generalitat prevé ingresar 200 millones de euros, 100 en cada partida. Y es que en el presupuesto de 2012, el Ejecutivo convergente espera incrementar los ingresos de la Generalitat en 1.608,6 millones de euros: 720,4 con la creación de estas dos tasas y el incremento de otras (como la recuperación del impuesto del patrimonio por parte del Gobierno central, por el que esperan ingresar 204,4 millones); y los 888,2 restantes a través de la venta de patrimonio. Mas-Colell ha comentado que esta cantidad es el objetivo que se han fijado y lo piensan conseguir tanto con la venta de edificios como con la concesión de algunos servicios.

En 2011 el Govern de CiU ya presupuestó ingresar 450 millones de euros con la venta de 26 inmuebles como el edificio de la Bolsa de Barcelona o la conselleria de Ensenyament en la Via Augusta. Pero la subasta aún está abierta. Terminaba el pasado 13 de diciembre y se ha prolongado un mes “para profundizar en las ofertas existentes”, en palabras del portavoz del Govern, Francesc Homs. Aunque fuentes conocedoras de la operación explican que las propuestas de los inversores no eran interesantes económicamente. Al ser preguntado, Mas-Colell ha afirmado que la transacción “computará en el ejercicio de 2011” a pesar de que se haga en enero.

Déficit del 1,3% del PIB

El Govern catalán calcula que en el nuevo ejercicio los ingresos llegarán a los 24.332,9 millones, 2.028,2 más que en el presupuesto anterior. De esta forma, prevé hacer frente a unos gastos de 29.727,3 millones, el 8,9% menos que el año pasado, y frenar el déficit de la Generalitat hasta el 1,3% del PIB. Así se cumplirá con el objetivo fijado desde Madrid y Bruselas.

Aunque Mas-Colell afirma que se racionalizan los número rojos catalanes “por lógica. No hace falta que nos digan en Alemania que no son sostenibles”. El déficit en 2011 llegará al -2,66%, lejos del -4,22% de 2010 que calculan desde el Ejecutivo de CiU.

En total, el presupuesto de la Generalitat es de 29.727 millones de euros. Una cantidad que llega a los 37.027 millones si se tiene en cuenta todas las empresas del sector público. En cuanto a las partidas de cada conselleria, todas bajan excepto la de Territori i Sostenibilitat, que sube el 14,8% (1.564,5 millones) para abonar los pagos aplazados, según Mas-Colell. En general, el presupuesto para departamentos se rebaja el 0,7%, con algunos tijeretazos destacados como el 7,4% de Empresa i Ocupació (542,6 millones), el 4,8% de Salut (8.546,1 millones) o el 9,2% de Economia i Conexiement.

Más 'bonos patrióticos'


Por otro lado, el conseller Mas-Colell ha reconocido que en 2012 la Generalitat necesitará endeudarse por otros 2.740 millones de euros. A los que se tendrán que sumar la refinanciación “de unos 6.000 millones más”.

El político no ha querido detallar cuál es la hoja de ruta del Ejecutivo en este punto. “En tesorería no se puede avanzar nada, pero no cerramos la puerta a nada”. De esta forma, se espera la emisión de nuevos bonos patrióticos. “Todo dependerá de los mercados”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad