El juez imputa a la Infanta Cristina

stop

La hija del Rey deberá declarar el 27 de abril ante el juez José Castro como copropietaria de Aizóon y directiva de Nóos

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín - EFE

03 de abril de 2013 (13:45 CET)

Cristina Federica de Borbón y Grecia está imputada por el caso Nóos. Así lo ha decidido el juez José Castro, quien sospecha que conocía la actividad de su marido, Iñaki Urdangarín, como directiva del Instituto Nóos y copropietaria de Aizóon, empresa vinculada a la trama.

La infanta debe comparecer ante el magistrado de Palma de Mallorca el próximo 27 de abril. Declarará sobre las actividades de su marido, acusado de apropiación indebida de fondos públicos a través del Nóos, una fundación sin ánimo de lucro.

Correos de Torres

La Fiscalía ha declinado desde el primer momento implicar a la hija del Rey en el caso. Pero la última remesa de correos electrónicos que el ex socio de Urdangarín, Diego Torres, aportó a la causa mostraban indicios de que la infanta estaba al corriente de la actividad de su marido.

Torres, cuya esposa también está imputada, intentaba demostrar la implicación de la infanta Cristina y que don Juan Carlos dio consejo y apoyo a los negocios de su yerno. De hecho, ha entregado poco a poco lo que él mismo denomina correos bomba al magistrado de Palma de Mallorca a lo largo del último año.

Intento de pacto

Se trata de mensajes que el ex socio de Urdangarín obtuvo de los ordenadores de la sede de Nóos. No serían del todo desconocidos por la familia real, ya que Torres intentó negociar con su ex socio y le amenazó con mostrar esta correspondencia. Un pacto que, al final, no llegó a buen puerto.

Urdangarín intentó que los mensajes fueran apartados de la investigación, pero el juez Castro desestimó este mismo martes su petición. Una victoria para su ex socio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad