De izquierda a derecha, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Raül Romeva durante el juicio del procés en el tribunal Supremo. Todos ellos están en situación de prisión preventiva a la espera de que se dicte sentencia. /EFE

El juez Marchena avala el lazo amarillo de Jordi Sànchez

stop

El Tribunal Supremo rechaza la petición del abogado de Vox de impedir a Jordi Sànchez la exhibición del lazo amarillo durante el juicio

Economía Digital

De izquierda a derecha, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Raül Romeva durante el juicio del procés en el tribunal Supremo. Todos ellos están en situación de prisión preventiva a la espera de que se dicte sentencia. /EFE

Barcelona, 13 de febrero de 2019 (13:15 CET)

Sólo uno de los doce dirigentes independentistas ha optado por acudir con lazo amarillo al Tribunal Supremo. Se trata de Jordi Sànchez y podrá seguir haciéndolo durante los próximos meses porque así lo ha avalado este miércoles el juez Manuel Marchena después de la petición del abogado de Vox, Pedro Fernández, para que lo prohibiera.

El letrado de Vox pidió a Marchena que fijara criterio sobre la exhibición del lazo, un símbolo que, a su entender, debía "sustraerse de la actuación en la sala". La petición no cogió desprevenido al juez, que llevaba preparada la respuesta.

Marchena mencionó dos sentencias condenatorias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo contra tribunales de Bélgica y Bosnia Herzegovina por haber impedido la exhibición de símbolos religiosos a varios procesados. E interpretó que el TEDH podría realizar la misma interpretación si el Tribunal Supremo impide la muestra de un símbolo ideológico como el lazo amarillo, que el independentismo muestra a diario en instituciones como el Parlament de Cataluña.

"Entiendo que el asunto es susceptible de muchos enfoques, pero esta sala va a hacer suya la doctrina del TEDH", argumentó el juez del Supremo.

Marchena aprovechó para recordar que el estatuto general de la abogacía impide explícitamente a los letrados la exhibición de símbolos, cosa que ninguno de los letrados de los dirigentes del procés ha realizado. Precisó que no tiene ninguna queja de los abogados de la acusación porque ninguno exhibió el lazo amarillo.

Vox se adhiere a la Fiscalía y a la Abogacía

En su primera intervención como acusación popular, Vox se adhirió a los argumentos de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado sobre las cuestiones preliminares planteados por los abogados de las defensas. Concretamente, rechazó las supuestas vulneraciones de derechos fundamentales, a un juez imparcial o a la doble instancia judicial.

Como conclusión, Fernández indicó que “la libertad es hacer lo que las leyes permiten. En este caso, estamos ante conductas antijurídicas de los acusados”. Vox planteó en sus escritos de acusación las penas más elevadas para Junqueras y el resto de acusados.

Presumiblemente, como acusadores en representación de Vox se alternarán Pedro Fernández y Javier Ortega-Smith, secretario general del partido. Este asumirá el interrogatorio a Junqueras, previsto para este jueves.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad