El menor de la ballesta, en el hospital por si sufre trastorno mental

stop

TRAGEDIA EN BARCELONA

Multitud de personas, entre vecinos y curiosos, se agolpan en el exterior del Instituto Joan Fuster de Barcelona

en Barcelona, 20 de abril de 2015 (14:08 CET)

Tragedia en Barcelona. Parecía un lunes cualquiera en el instituto Joan Fuster de la capital catalana. Sin embargo, la irrupción de un menor de 13 años en el centro ha teñido de rojo la jornada escolar. El joven se encuentra ahora en el Hospital infantil de Sant Joan de Déu donde le examinan para saber si sufre un trastorno mental.

El menor acudió esta mañana al centro armado con una ballesta y un puñal. De repente, atacó a su profesora de matemáticas y a la hija de ésta. Tras el suceso, otro profesor que estaba de sustitución apenas dos semanas en el centro acudió a la clase tras escuhar los gritos, y el menor le atacó también, pero a la altura del pecho. Tras quedar malherido fallecía poco después. En total, han resultado heridas cuatro personas que se encuentran en estado leve, según comentan fuentes conocedoras de lo sucedido.

Como es un menor de 14 años, no ha pasado por comisaría y se ha quedado bajo vigilancia de los Mossos d'Esquadra en el interior del instituto antes de ser trasladado al hospital. Se apunta a que pudo llegar al colegio en mitad de un brote psicótico. Sin embargo, habrá que esperar el dictamen del médico forense para ratificarlo.

Una lista con varios nombres

Los alumnos del centro, nerviosos, han contado lo sucedido a varios medios que se han acercado a la zona. Algunos aseguran que llevaba tiempo planeando lo ocurrido y que tenía, incluso, una lista con nombres.

Ahora, el juzgado de instrucción número 24 de Barcelona ha abierto diligencias por la agresión mortal del alumno, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

¿Sin responsabilidad penal?

El suceso, además, ha abierto de nuevo el debate de cuál debería ser la eda mínima de responsabilidad penal. La ley actual fija en 14 años la edad mínima, de modo que a los menores no se les puede imputar delitos.

Según ha explicado este lunes la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, no se pretende hacer ningún cambio al respecto, y ha hecho hincapié en que lo más importante ahora es trabajar por la sensibilización y porque estos hechos no ocurran.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad