El New York Times denuncia ya la ''parálisis política'' de España

stop

El rotativo lleva a su primera página la situación española y advierte de que se "agota la paciencia de los ciudadanos"

Mariano Rajoy el mejor posicionado para ganar las elecciones.

Barcelona, 20 de abril de 2016 (13:44 CET)

Preocupación. Y grande. El New York Times ha llevado este miércoles a su primera página la situación de España. Asegura que la "parálisis política", con "disputas internas que obstaculizan la formación de un gobierno", comienza a ser grave y "agota la paciencia de los ciudadanos"
Los cuatro principales dirigentes aparecen en la portada; Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera, en una información que destaca la imposibilidad de formar gobierno tras "cuatro meses" desde las elecciones del 20D.

El autor de la información es Raphael Minder, el corresponsal en Madrid, que compara la situación política con la que vivió Bélgica, que llegó a estar 589 días sin presidente. Pero es que en el caso de que se repitan las elecciones, que serían el 26 de junio, España estaría "seis meses, o incluso más, en el limbo político".


Estrategias para atacar al adversario

En las últimas semanas, a pesar de esa situación de bloqueo, el Congreso mantiene su propia dinámica, porque la legislatura se inició con la elección de la Mesa de la cámara legislativa. Todas las iniciativas, sin embargo, se ven como propias de un "circo", a juicio de Minder, porque no conducirán a nada en el caso de que hayan nuevas elecciones. "Una palabra que parece surgir mucho estos días cuando discuten los políticos es circo", asegura el periodista.

Rajoy no queda en una buena situación. "Está sirviendo como presidente en funciones aferrándose a su despacho, incluso después de haber rechazado una oferta del Rei para formar gobierno", afirma Minder. En la información no hay nada sorprendente para un lector español, pero sí constata una realidad que los lectores globales pueden incorporar ahora en sus análisis, y que empaña la imagen de España en el exterior.

Las negociaciones entre los partidos han dejado de existir, y los principales dirigentes ya se refieren a la necesidad de nuevas elecciones, con las estrategias definidas para echar la culpa al adversario de la falta de un gobierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad