El partido de Artur Mas prepara un ERE

stop

El PDECat reducirá en un tercio su plantilla; convoca a sus trabajadores para iniciar la reestructuración

El presidente del PDECat, Artur Mas. | EFE

Barcelona, 02 de noviembre de 2016 (17:23 CET)

El Partido Demócrata Europeo Catalán (PDECat), la nueva formación de los convergentes que preside Artur Mas, prepara una reestructuración que afectará a 24 de sus 84 empleados, un 28% de la actual plantilla, según informan fuentes de los trabajadores.  

Todos los empleados recibieron por correo electrónico una convocatoria para que se presentaran hoy en la sede central del partido, "de manera personal e indelegable", para ser informados de "la actual situación de la entidad" y, concretamente, de "cómo afrontar la situación futura referente a la plantilla de trabajadores en la que se prevé una necesaria reestructuración". La convocatoria está firmada por Carles del Pozo, el gerente del partido.

El pasado julio se rescindieron contratos coincidiendo con el cambio de sede

Fuentes de los empleados precisan que esta mañana les han informado que "sobran" 24 de los actuales 84 empleados del PDECat. Estas fuentes añaden que, en los "buenos tiempos" de Convergència, el partido tuvo más de 200 trabajadores. El pasado julio, coincidiendo con el traslado de la sede central, desde la calle Córcega a la calle Provenza, ya se llegó a una acuerdo con diversos empleados para rescindir sus contratos.

A preguntas de este medio, un portavoz oficial del partido ni confirmó ni desmintió que estén preparando una reestructuración laboral.  

El partido ofrece a sus trabajadores negociar "caso por caso"

Fuentes de los empleados indican que les han ofrecido "negociar caso por caso" para evitar o reducir el ERE. En la convocatoria firmada por Carles del Pozo, se les recuerda que, tal como establece el Estatuto de los Trabajadores, en el plazo máximo de 15 días se deberá establecer "el proceso de negociación".  

Carles del Pozo y otros responsables del partido han sido los encargados de informar a los empleados sobre una "reestructuración" que, de no mediar acuerdo entre las partes, acabará en un ERE, según subrayan fuentes de los empleados. Las reuniones se han efectuado por turnos. También se ha convocado al personal que se encuentra en excedencia y al que trabaja en las sedes territoriales del partido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad