El diputado del PDeCAT Carles Campuzano considera que las salidas de tono sobre el 1-O de jueces y magistrados de toda España abre la puerta a la nulidad del proceso contra dirigentes independentistas. /EFE

El Pdecat deja en la cuneta al PSOE para reconciliarse con ERC

stop

El Pdecat da marcha atrás a la moción que había pactado con el PSOE sobre un inconcreto diálogo para no forzar más contradicciones con Esquerra

Economía Digital

El diputado del PDeCAT Carles Campuzano considera que las salidas de tono sobre el 1-O de jueces y magistrados de toda España abre la puerta a la nulidad del proceso contra dirigentes independentistas. /EFE

Barcelona, 12 de septiembre de 2018 (19:40 CET)

Nuevo giro en la crisis interna que sacude a los partidos soberanistas. El Pdecat ha optado por rectificar y dar marcha atrás a la moción que había acordado esta misma mañana con el PSOE para impulsar desde el Congreso un inconcreto diálogo entre Gobierno y Generalitat "en el marco del ordenamiento jurídico vigente". La moción no convenció a ERC y los republicanos anunciaron que pensaban desmarcarse de ella, puesto que no estaban de acuerdo con limitar las conversaciones de esta forma.

No sólo el Pdecat había avalado en público esta moción acordada con el PSOE, sino que el propio grupo parlamentario de Junts per Catalunya y la portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi, habían manifestado su apoyo a esta iniciativa parlamentaria al entender que no cerraba la puerta a un referéndum de autodeterminación.

Pero a última hora de esta tarde —y a la vista de que el texto no sólo no iba a reunir los votos suficientes para ser aprobado, sino que amenazaba con un importante cisma en el bloque soberanista—, la dirección del Pdecat ha optado por dar un volantazo a la situación.

La desorientación de Pdecat y ERC

El cambio de guión viene a confirmar la profunda desorientación del movimiento independentista. La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ya riñó durante la Diada a todos los partidos por su falta de compromiso con hacer efectiva la república catalana, una advertencia que apenas ha inmutado al gobierno de Quim Torra. La Generalitat ha optado por marcar distancias con la Asamblea para explorar el margen de negociación que ofrece el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Torra está pendiente de una reunión con Sánchez a lo largo del mes de octubre, pero la entrevista no termina de concretarse. Ambos se contemplan con creciente desconfianza y ninguno de los dos se atreve a dar pasos decididos para romper la baraja, pese a la aparente imposibilidad de un diálogo basado en el referéndum de autodeterminación.

Antes de concretar entrevista alguna y viendo la amenaza de implosión que se cierne sobre el soberanismo, el Pdecat ha decidido que es el momento para el repliegue. Conviene, consideran los estrategas neoconvergentes, hacer las paces con ERC y no continuar proyectando las contradicciones instaladas en el movimiento independentista.

 

 

Hemeroteca

Pdecat ERC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad