Marta Pascal, coordinadora general del Pdecat. EFE-AE

Los críticos del Pdecat cuestionan a Marta Pascal

stop

La dirección del Pdecat, en pleno debate interno, se abre a cambios pero exige "lealtad" a los críticos, que apuntan cada vez más a Marta Pascal

Barcelona, 04 de mayo de 2018 (21:22 CET)

La dirección del Pdecat se ha mostrado este viernes abierta a valorar propuestas de cambio que refuercen el partido, en un momento de debate interno sobre el futuro de la formación y cuando los críticos del partido cuestionan cada vez más a Marta Pascal, todavía coordinadora general.

No obstante, la formación ya ha advertido que los cambios no se realizarán a cualquier precio, por lo que ha exigido "lealtad" a los sectores críticos a la dirección del partido, y les ha pedido que capitalicen sus iniciativas en base lo que fijan los estatutos.

La dirección advierte que los cambios no se realizarán a cualquier precio

El Comité Nacional del Pdecat, en el que están representados la dirección, dirigentes territoriales y sectoriales y cargos electos, ha celebrado este viernes una reunión para analizar la situación política, en plena cuenta atrás para lograr una investidura en Cataluña.

Distintas fuentes conocedoras de la reunión cuentan que los presentes han cerrado filas con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ante lo que pueda decidirse este fin de semana en la reunión del grupo parlamentario en Berlín.

El debate interno, más vivo que nunca

Pero en la reunión se ha colado inevitablemente el debate interno que desde hace meses vive la formación, con algunos sectores pidiendo que el Pdecat se redimiensione y acople más con Junts per Catalunya, la fórmula electoral creada por Puigdemont para el 21D.

En el lado opuesto están los representantes del sector crítico, entre los que destacan la presidenta de la federación de Barcelona, Mercè Homs; el exdiputado Jordi Cuminal o el presidente de la Asociación Catalana de Municipios, David Saldoni.

Los tres participaron ayer en una cena en Rubí (Barcelona), en la que se vertieron críticas a la dirección del partido por poner en peligro la formación de un Ejecutivo por postrarse a las condiciones de Puigdemont. Por todo ello, se apuesta por celebrar este verano un congreso para plantear cambios internos.

Voces críticas contra Pascal

Los estatutos del partido ya establecen que cada dos años se tiene que celebrar una Asamblea Nacional -equivalente a un congreso-. Como el congreso fundacional del partido fue en julio de 2016, este verano toca una asamblea ordinaria.

Voces críticas consideran que debe haber "cambios" que faciliten el acercamiento orgánico de Pdecat y Junts per Catalunya, unos retoques que algunos creen que deben traducirse en la asamblea de este verano en un "paso atrás" de Marta Pascal como coordinadora general del partido, que hoy ha sido designada senadora por el Parlament.

Y ya se barajan los posibles relevos. Los nombres de Miquel Buch o de Joan Ramon Casals, vinculados al mundo municipal, y a la corriente interna Moment Zero, son los que suenan con más fuerza

Otros sectores, sin embargo, no ven conveniente sustituir a Pascal y atribuyen estos movimientos a "resquemores" de quienes quedaron relegados de los puestos de mando en el congreso de 2016, aunque sí se abren a integrar en la cúpula nuevas sensibilidades, aprovechando el cónclave que podría celebrarse tras el verano.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad