El PSC al borde de una rebelión interna por la declaración soberanista

stop

RESOLUCIÓN NACIONALISTA

Pere Navarro, en la sede del PSC./EFE/Toni Albir

22 de enero de 2013 (23:55 CET)

Más de cuatro horas de reunión, y sin ninguna conclusión clara. El grupo parlamentario del PSC debatió la propuesta de la dirección socialista, que pasa por votar a favor de su propia resolución sobre el derecho a decidir y en contra de la acordada entre CiU, ERC e ICV y que reconoce Catalunya como un “sujeto político y jurídico soberano”. Lo que prueba ese largo debate es que hay diputados, los más catalanistas del PSC, que no se resignan a votar las directrices marcadas por el primer secretario, Pere Navarro, y el portavoz del grupo, Maurici Lucena. Todo ello podría llevar este miércoles a que varios de esos diputados votaran en contra de la disciplina de grupo, llevando  Navarro, y al conjunto del PSC, a una situación de extrema gravedad.

La posición de Ros, Elena y Geli

Los argumentos existen. Los hay de tipo jurídico. Navarro trató durante todo el martes de explicar que el concepto “soberano” no puede ser aceptado, porque con la resolución se trata de garantizar el derecho a decidir, pero no de responder la pregunta que se pretende formular. Para Navarro, “soberano” indica que en la resolución se apuesta por la independencia, antes de comenzar el proceso.
 
Pero esas disquisiciones jurídicas, que pueden ser o no acertadas –el president Artur Mas las combatió con cierta credibilidad—no son las que interesa a diputados como Marina Geli, Joan Ignasi Elena, Ángel Ros o Rocío Martínez. Todos ellos expusieron argumentos en la reunión, y, de hecho, lo llevan haciendo durante semanas, para remarcar que el PSC no puede quedar expuesto ante la opinión pública como el partido que queda excluido del bloque favorable al derecho a decidir.

Navarro se inclina por abstenerse en la votación de la resolución de CiU, ERC e ICV, y votar a favor de la propia resolución socialista. Con ello, los socialistas no quedarían alineados con el PP y Ciutadans. Pero se trata de una filigrana, para los diputados más catalanistas, que no llevará a ninguna parte.

La dirección del PSC, firme

La dirección del PSC se mantiene firme. Tiene al PSOE detrás, y a dirigentes como Carme Chacón, que no quieren jugar, de nuevo, en el terreno que ha marcado CiU junto con Esquerra. Pero se trata también de la propia convicción de los dirigentes socialistas catalanes, que, ya desde el inicio, consideraron que el proceso soberanista es responsabilidad del president Mas y que el PSC no tiene por qué acompañar a la federación –en horas bajas—en ese camino. Pero lo cierto es que el PSC se presentó en las elecciones del 25N con el derecho a decidir en su programa electoral.

El portavoz del PSC, Maurici Lucena, rechazó que se pudiera producir este miércoles un voto diferente al que marce el conjunto del grupo, pero varios diputados están dispuestos a romper la disciplina de voto. “La votación tiene una gran trascendencia, y cada uno deberá decidir, porque es demasiado importante”, asegura uno de ellos.

Navarro tratará, antes de la votación, --a mediodía de este miércoles—de alcanzar un acuerdo a través de la introducción de alguna enmienda en el texto de CiU, ERC e ICV, pero es algo casi imposible. El grupo se volverá a reunir, y el peligro de una escisión comienza a ser muy real.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad