El líder del PSC, Miquel Iceta, en el Parlament. EFE

El PSC de Miquel Iceta se enfrenta al PSOE de Fernández Vara

stop

El PSC vota en el Parlament contra la aplicación del 155 una semana después de que Fernández Vara avalara la intervención en el Parlamento de Extremadura

Barcelona, 24 de enero de 2019 (18:55 CET)

Las tensiones entre las familias socialistas se explican por sí solas. Basta con fijarse en las votaciones de sus dirigentes para comprobar las desavenencias.

Hace apenas una semana, el PSOE de Extremadura avaló una propuesta del PP en el Parlamento regional para aplicar el artículo 155 en Cataluña "de manera firme, con la amplitud y duración que se requiera, para frenar el desafío independentista". El PSC trató en ese momento de no airear las tensiones más de la cuenta, pero este jueves ha hablado en el Parlament votando a favor de una moción de Esquerra que rechaza la intervención.

Los socialistas catalanes no dudaron en sumarse al bloque independentista para censurar por completo el texto del Parlamento extremeño que no sólo defiende una intervención en Cataluña como la efectuada por el gobierno de Mariano Rajoy, sino que también pide medidas para controlar TV3 y para garantizar los intereses de los miles de extremeños residentes en Cataluña en materias como educación y seguridad pública.

Pues bien, el PSC no dudó este jueves en enfrentarse a sus compañeros del PSOE extremeño y arroparon una moción que denuncia "el carácter radicalmente antidemocrático e ilegal de la amenaza de volver a aplicar indefinidamente el artículo 155 de la Constitución española, con el objetivo, entre otros, de controlar políticamente los medios de comunicación públicos, la escuela catalana y la policía de la Generalitat".

La pesadilla en Andalucía

Desde la debacle del PSOE en las elecciones andaluzas, la mayoría de federaciones del PSOE viven con enormes recelos la postura del PSC y del gobierno de Pedro Sánchez respecto a los independentistas. Numerosos barones regionales se oponen a la política de distensión liderada por el presidente del Gobierno y reclaman endurecer la postura con los soberanistas.

Muchos dirigentes territoriales temen que seguir impulsando el diálogo con los independentistas sea una tumba en la ronda electoral del próximo 26 de mayo (municipales, autonómicas y europeas). De ahí que varias federaciones del PSOE hayan salido por su cuenta a plantar cara al desafío soberanista.

La consigna del PSOE es evitar disputas en público. Una consigna imposible de seguir al pie de la letra porque, a estas alturas, los barones sólo piensan en su propio electorado y en su propia estrategia.

 

Hemeroteca

PSOE PSC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad