El PSC se rompe con la votación soberanista

stop

SOCIALISMO CATALÁN

Collboni, Lucena y Navarro, en el Parlament./EFE/Toni Albir

23 de enero de 2013 (18:37 CET)

El precipicio se acerca. El PSC no ha podido resistir la nueva coyuntura política que se ha instalado en Catalunya, con el proyecto soberanista del president Artur Mas. Las familias socialistas, las que dieron origen a finales de los años setenta al PSC, tendrán muchas dificultades para seguir bajo unas mismas siglas.

Hasta cinco diputados del grupo parlamentario han decidido obviar las directrices del primer secretario, Pere Navarro, y no han votado en contra de la resolución soberanista defendida por CiU y ERC, y votada también por ICV. Tampoco la han apoyado. Sencillamente no han votado.

Nadal abandona el consejo nacional del PSC

Se trata del primer debate de la legislatura, y supone un grave problema interno para el PSC. Antes de la votación, el exconseller Joaquim Nadal, que no es diputado, comunicó su decisión, a través de su cuenta de Twitter, de abandonar el consejo nacional del PSC. Y, poco después, aseguraba que nunca se había sentido “tan lejos” del partido que ha tratado de representar durante años.

Los diputados Àngel Ros, alcalde de Lleida; Rocío Martínez-Sampere; Núria Ventura; Joan Ignasi Elena y Marina Geli han decidido romper la disciplina de voto. El argumento es que el PSC no puede quedarse al margen de una decisión que defiende el derecho a decidir, y que, más allá de las cuestiones jurídicas, se trata de una defensa democrática.

Estos cinco diputados, que defienden tesis más catalanistas que la dirección, consideran que el PSC se constituyó, precisamente, para representar al grueso de la sociedad catalana, y que ahora, entienden, está reclamando poder decidir su futuro.

Desafío para Navarro


Para Navarro se trata de un auténtico desafío. El primer secretario de los socialistas catalanes justificó el voto en contra de resolución soberanista en el hecho, precisamente, de que no se trata de una propuesta a favor del derecho a decidir, sino que es, directamente, “una declaración de independencia”.

La declaración, que reconoce Catalunya como “sujeto político y jurídico soberano” ha sido aprobada por 85 votos a favor, 41 en contra y dos abstenciones, que pertenecen a dos diputados de la CUP. Teniendo en cuenta que han faltado dos diputados del PP, la suma es de 128 diputados de los 135 que forman el Parlament. Faltan los cinco diputados socialistas que no han votado nada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad