El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante su intervención en el Tarraco Arena donde apeló a superar "la oscuridad que hace muchos años que dura". EFE/Toni Albir

El soberanismo burla al Gobierno con el arranque de la campaña del 1-O

stop

Puigdemont y Junqueras arrancan la campaña del 1-O pese a la advertencia del Gobierno de que el acto es ilegal

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante su intervención en el Tarraco Arena donde apeló a superar "la oscuridad que hace muchos años que dura". EFE/Toni Albir

Barcelona, 14 de septiembre de 2017 (22:30 CET)

Arranca la campaña por el referéndum. El acto unitario del independentismo, celebrado este jueves en el Tarraco Arena (Tarragona) pese a la advertencia del Gobierno de que se puede incurrir en un delito, ha estado marcado por los últimos intentos de legitimar la votación del 1-O.

Uno de los primeros en hacerlo ha sido Jordi Sánchez, presidente de la ANC, que ha pedido que se escuche lo que ha dicho el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

Según Sánchez, el mandatario europeo aceptaría el resultado de las votaciones. "Por principio la Comisión no interviene en los debates internos de un país cuando se trata de debates legítimos, democráticos, aceptables y aceptados", ha espetado Juncker. 

Lo que el presidente de la ANC ha ocultado es que, a renglón seguido, el presidente de la CE ha añadido que "al día siguiente (de la independencia), Cataluña no se puede convertir en miembro de Europa. Tendrá que seguir un proceso de adhesión como todos los miembros que han entrado después de 2004, no es un proceso automático”. Por ello, las mismas declaraciones han sido interpretadas  a lo largo de la tarde de este jueves en diferentes sentidos.

El independentismo ha utilizado las declaraciones del presidente de la Comisión Europea

Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat, también ha querido mostrar el supuesto apoyo internacional que tiene la consulta, acogiéndose a las declaraciones de la responsable del departamente de Estado de EEUU, Heather Nauert

El también líder de ERC intepreta que la explicación del organismo norteamericano supone que éste acataría el resultado del referéndum. No obstante, Nauert se ha limitado a reconocer que el 1-O es un "asunto interno" de España.

Puigdemont pasa al ataque

Si la mayoría de intervenciones se han quedado en un intento de defensa, la de Carles Puigdemont ha seguido la tendencia opuesta.

Sin embargo, instantes antes, ha habido tiempo incluso para bromear. Así, Puigdemont ha dado la bienvenida "al grupo de los querellados" a la presidenta de la AMI, Neus Lloveras y al presidente de la AMC, Miquel Buch, presentes en el acto.

El presidente de la Generalitat ha atacado al Gobierno durante su discurso. "No apuesten por los que cortan la luz en los colegios electorales. Salgan a la calle y cojan su papeleta", en alusión a las actuaciones del Ejecutivo. 

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad