La fiscalía se querella contra los presidentes de la AMI y la AMC. Miquel Buch, presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), izq., y Neus Lloveras, presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), segunda por la der., con

La fiscalía se querella contra la presidenta de la AMI por el 1-O

stop

La fiscalía anuncia una querella contra los presidentes de la AMI, Neus Lloveras, y la AMC, Miquel Buch, por promover el referéndum del 1-O

Economía Digital

La fiscalía se querella contra los presidentes de la AMI y la AMC. Miquel Buch, presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), izq., y Neus Lloveras, presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), segunda por la der., con

Barcelona, 14 de septiembre de 2017 (14:29 CET)

El ministerio público continúa en su afán de desactivar cualquier movimiento relacionado por el referéndum del 1 de octubre. La Fiscalía General ha anunciado una querella contra la presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Neus Lloveras, alcaldesa de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y miembro del Pdecat, y contra Miquel Buch, presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), primer regidor de Premià de Mar, también del Pdecat.

Ambos representantes han promovido activamente la celebración del referéndum independentista, prohibido por el Tribunal Constitucional, por lo que se les acusa de los delitos de desobediencia, malversación y prevaricación. 

La querella, que se ha presentado este jueves ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), pide al juez como medidas cautelares que ordene el cierre de las páginas web de ambas organizaciones municipalistas, fije una fianza a ambos políticos y dirija un oficio a los alcaldes para que "impartan las instrucciones precisas" en aras a impedir la celebración del referéndum, prohibiendo la colocación de carteles y retirando los que ya estén colgados.

La fiscalía pide, como medida cautelar, el cierre de las webs de la AMI y la AMC

Para la fiscalía, tanto Lloveras como Buch, son "perfectamente conocedores de los reiterados pronunciamientos del Tribunal Constitucional", de la advertencias de su deber de impedir la promoción del referéndum y de que la organización de una consulta como la del 1-O "implica necesariamente la utilización ilegal de cuantiosos recursos públicos materiales, así como la movilización de una pluralidad indeterminada de personas".

Pese a ello, añade el ministerio público, apenas minutos después de que se aprobara el decreto de convocatoria del referéndum, ambos querellados enviaron una comunicación desde la cuenta de la AMI dirigida a los alcaldes en que les pedían que informaran de la disponibilidad de locales para el 1-O, adjuntando un modelo de decreto para que expresaran su apoyo al mismo.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad