El Supremo admite una demanda de paternidad contra don Juan Carlos

stop

NUEVO ESCÁNDALO JUDICIAL

El rey don Juan Carlos en una foto de archivo

Barcelona, 14 de enero de 2015 (16:45 CET)

La Familia Real afronta un nuevo escándalo judicial. La sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha admitido a trámite la demanda de paternidad que presentó una ciudadana belga contra el rey don Juan Carlos. En cambio, el alto tribunal ha rechazado la que presentó el catalán Alberto Solá.

Tras una reunión de cuatro horas, los doce magistrados de la Sala Primera han entendido que concurren los requisitos legales para admitir a trámite la demanda de paternidad de Ingrid Sartiau

La Fiscalía se opuso sin éxito


La Fiscalía se había opuesto a la admisión de las dos demandas al considerar que ninguna de ellas se acompañaba del principio de prueba que establece el artículo 767.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, según el cual "en ningún caso se admitirá la demanda sobre determinación o impugnación de la filiación si con ella no se presenta un principio de prueba de los hechos en que se funde". Pero, finalmente, la demanda de la ciudadana belga seguirá su curso.

Un nuevo escándalo judicial que se suma a la imputación de la infanta Cristina. La hermana pequeña del rey Felipe VI se sentará en el banquillo de los acusados como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad