El TSJC pide a un juzgado que averigüe si hay materia para investigar al consejero Puig

stop

Nueva línea de investigación

François Seoux ha estado en Barcelona

en Barcelona, 22 de mayo de 2015 (21:48 CET)

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miquel Ángel Gimeno, ha enviado a los juzgados de instrucción de Barcelona un auto en el que pide que se investigue si existen indicios para que el alto tribunal tramite, o no, la denuncia contra el consejero de Empresa, Felip Puig. La denuncia inicial fue presentada a principios de este año ante la UDEF por el bróker francés, François Seroux.

La referencia al consejero aparece, de forma breve, en una denuncia que en su mayor parte versa sobre una macro operación internacional para blanquear centenares de millones de dólares a través de una supuesta inversión urbanística en un puerto de Panamá.

Piqué Vidal, en la trama

Seroux, en su relato de hechos, cita al hermano del consejero, al abogado Joan Piqué Vidal, y a otros empresarios vinculados con las infraestructuras portuarias. 

En lo concerniente a Felip Puig, llama la atención como la UDEF insinúa en su informe la existencia de intentos de soborno por parte del consejero al bróker, cuándo el propio Seroux en declaraciones a Economía Digital negaba haberse sentido coaccionado o sobornado en las "amistosas" reuniones que mantuvo con el consejero en el despacho oficial de éste.

Puig, aforado

Puig es aforado, y en caso de indicios suficientes, el órgano competente para investigar la causa contra él es la sala civil y penal del Tribunal Superior. Pero antes de ponerse manos a la obra, el alto tribunal catalán ha remitido el expediente a los juzgados de instrucción, es decir, a la jurisdicción ordinaria. 

El informe ha recaído en el número 20 de Barcelona. El auto que suscriben los magistrados, Gimeno, Valls y Ramos, se encuentra ya sobre la mesa de la juez.

La juez de instrucción moverá ficha 

Aunque no existe confirmación oficial, lo previsible, atendiendo al procedimiento habitual, es que la juez cite a Seroux para que se ratifique, y que pida al departamento el libro de visitas de la consejería para confirmar, tal y como declaró el bróker, que Puig y él se vieron en el despacho del primero. Con esas dos únicas diligencias, la juez decidirá.

Fuentes jurídicas consultadas por este medio han señalado que lo más probable es que la juez segregue la parte que compete a Puig y lo envíe para su estudio al Tribunal Superior. La otra mitad de la denuncia, un presunto delito de blanqueo de capitales en Panamá, se quedará en instrucción 20. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad