El presidente de Endesa ,Juan Sánchez-Calero, y el consejero delegado, José Bogas. EFE

Endesa: el carbón destruye el dividendo de Enel

stop

La energética española alude a la caída en la producción hidráulica (43,2%) y en la de carbón (65,5%) para justificar la caída del 85% de su beneficio

Madrid, 05 de noviembre de 2019 (10:19 CET)

Endesa ya nota el impacto del cierre de sus centrales de carbón. La energética obtuvo un resultado neto en los nueve primeros meses del año 176 millones de euros, lo que supone un desplome del 85,2% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando registró 1.193 millones, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este bajón deja a Enel sin apenas margen para dividendo tras años exprimiendo los beneficios de su filial española.

Endesa explica que el vuelco a las cuentas se ha producido por el efecto del deterioro contable de las centrales que pretende cerrar, que ha tenido un impacto en el resultado neto de 1.052 millones de euros. Los ingresos bajaron un 4% hasta 14.805 millones debido, según informa la compañía en el comunicado remitido a la CNMV, a la desaceleración económica.

No obstante, la energética controlada en un 70% por la italiana Enel explica que esto no tuvo repercusión en el beneficio neto ordinario, que mejoró un 3% hasta 1.228 millones de euros. El resultado bruto operativo (ebitda) se incrementó en un 4% hasta 2.898 millones de euros. Endesa explica que esto se debió a la evolución favorable del negocio liberalizado, la estabilidad del negocio regulado y la contención de los costes fijos. 

La compañía que preside Juan Sánchez-Calero también alude a un incremento en el precio de los derechos de emisión de CO2, la "significativa" caída del precio del gas -que también lastra a otras energéticas- y un descenso en la generación hidráulica, lo que ha propiciado la salida del mercado del carbón de Endesa ante una pérdida de competitividad. 

En este sentido, Endesa ha experimentado una disminución en la producción de energía en la Península del 18,2%. Esto, según la compañía, es producto del resultado combinado de la caída de la producción hidráulica, del 43,2%, y en la de carbón, que asciende al 65,5%. 

En los nueve primeros meses del año, Endesa sumó inversiones brutas por un valor de 1.502 millones de euros, un incremento del 73% respecto al mismo periodo del año anterior debido en gran parte por su mayor incursión en el terreno de la energía eólica y fotovoltaica. Según la energética, estos resultados "siguen la buena línea marcada por los presentados hasta junio" lo que permite "anticipar la consecución de los objetivos para 2019 comunicados en el marco de su Plan Estratégico", explica el consejero delegado, José Bogas

140 millones de euros solo en As Pontes

La central de As Pontes, en A Coruña, representa la mayor pérdida para Endesa en este ejercicio. Según un informe de Carbon Trucker, la mayor central de las cinco que la energética cerrará en España deja un agujero de 140,8 millones de euros, además las numerosas protestas de los trabajadores y vecinos de la localidad gallega, que ha lastrado la imagen de la compañía en los últimos 12 meses. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad