La portavoz de JxCat, Laura Borràs, en una rueda de prensa en el Congreso, el 11 de junio de 2020 | EFE/KH/Archivo

ERC deja a Laura Borràs sin protección en el Congreso

stop

ERC se ausenta de la votación para tramitar el suplicatorio de la portavoz de JxCat. PSOE, PP, Vox y Cs avalan que sea juzgada por el Supremo

Barcelona, 18 de junio de 2020 (14:19 CET)

Laura Borràs advirtió el pasado fin de semana a Esquerra Republicana y la CUP de que no votar en contra del suplicatorio para que la portavoz de Junts per Catalunya sea juzgada por el Tribunal Supremo sería "blanquear" el alto tribunal, una de las bestias negras del independentismo. Y este jueves, ERC no ha votado en contra, ni tampoco a favor, ni se abstenido. Simplemente no ha participado de la reunión en la que se decidió tramitar el suplicatorio, señalando que no quiere "blanquear" supuestas prácticas corruptas.

La dirigente de JxCat es acusada de presuntos delitos de malversación, falsedad documental y fraude a la administración, entre otros, por la concesión de una serie de contratos cuestionables cuando era la directora de la Institució de les Lletres Catalanes. Tras pedir los postconvergentes que el independentismo tuviera una estrategia unitaria ante el suplicatorio del Supremo para despojarle de su condición de aforada, ERC rechazó elegir "entre antirepresión y anticorrupción" por considerarlo un "dilema perverso".

Ahora, el pleno del Congreso previsiblemente autorizará la próxima semana que el alto tribunal investigue a Borràs, después de que la comisión del estatuto de los diputados votase este jueves a favor de tramitar el suplicatorio. PSOE, PP, Vox y Ciudadanos han avalado la decisión, Unidas Podemos se ha abstenido, JxCat y PNV han votado en contra, y ERC y EH Bildu no han siquiera participado de la reunión, que acabó con la portavoz postconvergente desprotegida y a un paso de perder la inmunidad.

Gabriel Rufián ya había avisado que los votos de ERC ni suman ni restan en esta votación y que a nivel matemático el partido es "irrelevante" en este asunto. "ERC no envía a nadie al Supremo para dar explicaciones", dijo el portavoz republicano, recordando que los diputados tienen que rendir cuentas ante el alto tribunal. Fuentes de la formación, en declaraciones recogidas por Efe, han afirmado este jueves que se ausentaron de la reunión para no "blanquear" la corrupción y porque el juicio no será "justo".

En su entrevista del pasado fin de semana con El Punt Avui, Borràs, ante la posibilidad de que ERC se abstuviera en la votación y la exigencia de la CUP de que dimita para frustrar el suplicatorio, dijo: "Que un partido independentista, que considero compañero de viaje, no votara en contra del suplicatorio tendría consecuencias personales importantes y me parecería un ejercicio de blanqueo del Supremo que yo creo que los independentistas no podemos permitir".

¿Ahora qué sigue?

La comisión del estatuto de los diputados ha realizado dos votaciones este jueves: la primera, sobre el dictamen de la propia comisión, a favor del trámite; y la segunda, de JxCat, en contra del suplicatorio. Los votos de PSOE, PP, Vox y Cs fueron suficientes para descartar el informe del partido de Borràs. El siguiente paso es que el pleno se pronuncie la semana que viene, en una votación a puerta cerrada, como establece el reglamento para los dictámenes que "no afecten las incompatibilidades" de los parlamentarios.

Después de la votación del pleno, la presidenta del Congreso, Merixtell Batet, si sale el voto a favor, comunicará al Supremo la decisión y la portavoz de JxCat será juzgada en esa instancia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad