Esperanza Aguirre monta el espectáculo en el programa de María Teresa Campos

stop

CAMPAÑA ELECTORAL

Esperanza Aguirre

en Barcelona, 11 de abril de 2015 (21:55 CET)

Esperanza Aguirre ha vuelto a demostrar que no tiene vergüenza, dicho sea en el mejor sentido de a expresión. Estar tarde ha participado en el programa Qué tiempo tan feliz de María Teresa Campos en Telecinco, y ha arrasado.

No ha dejado indiferentes a las redes sociales que han convertido en trendig topic el paso de la lideresa por el espacio televisivo. 

Cantando ante las cámaras

Y no es para menos ya que la candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid ha cantando en francés por Sylvie Vartan, en inglés por Roberta Flack, ha tarareado canciones de Joaquín Sabina e incluso se ha puesto flamenca bailando No estamos locos de Ketama, en una entrevista en la que ha repasado las canciones de su vida junto a la Campos, quien ha puesto todo su interés en "no envenenar la entrevista" como la propia presentadora ha reconocido.

A la candidata también le gustan Domenico Modugno, es admiradora de Joaquín Sabina, y le gustan los Rolling Stone y el flamenco, pero también ha hablado de aspectos de su vida privada que han sido aderezados con fotos familiares y a los que la política ha puesto sal cuando ha reconocido "soy una pija de pata negra".

A favor de privatizar la gestión de la sanidad pública

Aguirre ha asegurado como quien no quiere la cosa que está a favor la privatización de los hospitales madrileños, dejando claro que apuesta por la titularidad pública y la gestión privada y ha acabado con una mensaje para la formación de Pablo Iglesias: "Yo los llamaría Podemos pero no queremos" después de reconocer que le da miedo que sea la primera fuerza política en España. 

El espectáculo se producía unas horas después de que Aguirre suspendiera a Baltasar Santos como candidato al Ayuntamiento de Navalcarnero en las elecciones municipales después de que éste "mintiera" a responsables del partido acerca de las imputaciones que recaen sobre él.

Santos, alcalde de Navalcarnero (25.000 habitantes) desde 1995, dijo ayer a dos responsables ejecutivos del PP de Madrid que no estaba imputado en ningún proceso y hoy, en una nueva ronda de conversaciones, ha reconocido que sí lo está en al menos dos causas.

Ante este cambio de versión, la presidenta del PP de Madrid ha determinado suspender su candidatura.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad