Europa respira tras el frenazo a la extrema derecha en Holanda. El líder del Partido por la Libertad (PVV), Geert Wilders, abandona la rueda de prensa posterior a los resultados electorales, en La Haya (Holanda). EFE/Remko De Waal

El euro respira tras el frenazo al extremismo en Holanda

stop

Europa y la moneda única respiran aliviadas tras los malos resultados de Geert Wilders, símbolo del auge de la extrema derecha en el continente

Pablo Jiménez

Europa respira tras el frenazo a la extrema derecha en Holanda. El líder del Partido por la Libertad (PVV), Geert Wilders, abandona la rueda de prensa posterior a los resultados electorales, en La Haya (Holanda). EFE/Remko De Waal

Barcelona, 16 de marzo de 2017 (12:00 CET)

Eran los primeros comicios decisivos de un año electoral que traerá, entre otras citas, las presidenciales de Francia. Europa eriza el cabello cada vez que algún país acude a las urnas, temerosa de que el auge de la extrema derecha populista y xenófoba alcance poder real y toque gobierno. En Holanda, al menos por ahora, este escenario no se va a dar.

El Partido para la Libertad de Geert Wilders, que llegó a liderar las encuestas en los últimos meses, ha obtenido finalmente un resultado muy por debajo de sus expectativas. Con prácticamente todos los votos escrutados, el claro vencedor de los comicios es Mark Rutte, actual primer ministro holandés, con 33 escaños. El candidato liberal conservador, el único que ha podido mirar de tú a tú a Wilders durante la campaña, tendrá eso sí que negociar con hasta otros tres o cuatro partidos --se necesitan 75 escaños-- para formar nuevo Ejecutivo.

En segundo lugar figura la formación de Wilders, declarado admirador de Donald Trump y socio cómplice de Marine Le Pen, con 20 asientos. Un resultado relevante, pero dos escaños por debajo de su mejor resultado histórico (22), en 2010. Por detrás aparecen los cristianodemócratas y los liberales de izquierda (D66), ambos con 19 asientos. Tras las victorias de Trump en EEUU y el apoyo al brexit en el Reino Unido, este resultado representa, según interpretan diversos analistas, el primer muro de contención claro en el mundo occidental contra el auge del populismo extremista.

Europa y el euro respiran

El freno a la extrema derecha holandesa da además un poco de aire a Europa, tal y como se ha encargado de recordar el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien minutos después de conocerse los resultados felicitó a Holanda por votar por “Europa y contra el extremismo”. Juncker, al igual que Angela Merkel, telefoneó a Rutte para darle la enhorabuena por la victoria.

Con la inercia de varios días de subidas, el euro dio este miércoles un salto adelante más, con una subida de cerca del 1% en su cotización respecto al dólar. Lo hizo al mismo tiempo que las encuestas a pie de urna ya adelantaban el frenazo a la extrema derecha en Holanda e influidos también por la nueva subida de tipos de interés de la FED estadounidense.  Este jueves, en las primeras horas de intercambio, la moneda única sigue al alza y rebasa claramente los 1,07 dólares, tocando máximos del último mes.

Caída del partido de Dijsselbloem

Además del fracaso (relativo) de Wilders, los comicios holandeses dejan otro gran derrotado. El PvdA, el histórico partido socialdemócrata de Holanda, ha obtenido nueve asientos, una cuarta parte de los que tenía hasta ahora (38). Hay que recordar que esta es la formación de Jeroen Dijsselbloem, ministro de Finanzas holandés y actual presidente del Eurogrupo. El pasado año Dijsselbloem frenó las aspiraciones de Luis de Guindos de optar a este puesto, clave en las decisiones económicas del continente. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad