Sede central del CAT112 en Reus (Tarragona). La Sindicatura de Cuentas advierte que los procesos de contratación del centro de llamadas de emergencia de la Generalitat pueden ser perseguibles por la vía judicial. /GENCAT.CAT

La Generalitat libra de sanciones a la cúpula del CAT112

stop

La Generalitat aplicó sanciones leves a dos funcionarios del teléfono de emergencias por los supuestos contratos irregulares

Josep Maria Casas

Economía Digital

Sede central del CAT112 en Reus (Tarragona). La Sindicatura de Cuentas advierte que los procesos de contratación del centro de llamadas de emergencia de la Generalitat pueden ser perseguibles por la vía judicial. /GENCAT.CAT

Barcelona, 18 de septiembre de 2017 (20:00 CET)

El servicio que gestiona el teléfono de emergencias de la Generalitat (CAT112) abrió a principios de año expedientes sancionadores contra el director financiero y un técnico. Fuentes oficiales de CAT112 confirman que los expedientes –“ya resueltos y aplicados”- están relacionados con las supuestas irregularidades en los procesos de contratación que ha destapado la Sindicatura de Cuentas de Cataluña.

En un reciente informe, la Sindicatura de Cuentas advierte de irregularidades en una serie de contratos menores adjudicados en 2014 y 2015 que pueden ser perseguibles por la vía administrativa y judicial. Durante este periodo se firmaron más de cuarenta contratos por importes inferiores a los 18.000 euros.

Otras fuentes internas puntualizan que la cúpula del CAT112 se ha librado de la apertura de expedientes. De los órganos rectores forman parte los consejeros de Interior y Salud, así como los secretarios generales y diversos responsables del área de prevención y emergencias. También se han salvado los directores del servicio: David Ciudad, que lo fue hasta mediados de 2015, y Frederic Adan, que cesó en julio al mismo tiempo que el consejero Jordi Jané.

Expedientan a “dos mandados”

Sólo se expedientó al director financiero y a un técnico. Fuentes del personal del CAT112 indican que son “dos mandados” a los que se les ha cargado con el mochuelo. No obstante, se les ha impuesto sanciones leves. Se les ha inhabilitado por el período de un año para actuar en procesos de contratación. Además, en el caso del técnico, se le ha suspendido cuatro días de empleo y sueldo y, en el del director financiero, tan sólo dos días.

El PSC prepara iniciativas parlamentarias y no descarta solicitar la comparencia de los responsables del CAT112 para que den explicaciones sobre los procesos de contratación. Otros grupos parlamentarios estudian las medidas a adoptar. La polémica sobre los supuestos contratos irregulares no se ha cerrado con los dos expedientes sancionadores. Todo lo contrario. El informe de la Sindicatura de Cuentas recalca que algunos de los contratos debían licitarse mediante procedimientos abiertos. De otros falta documentación. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad