Los pensionistas vuelven a manifestarse en Bilbao en defensa de unas pensiones dignas, del sistema público de pensiones y de su actualización en base al IPC / EFE

Hacienda se enreda con la subida de las pensiones

stop

Gestha, el sindicato de técnicos de la Agencia Tributaria, ve "imposible" que el impuesto a las tecnológicas pueda financiar la subida de las pensiones

Economía Digital

Los pensionistas vuelven a manifestarse en Bilbao en defensa de unas pensiones dignas, del sistema público de pensiones y de su actualización en base al IPC / EFE

Barcelona, 30 de abril de 2018 (20:03 CET)

Si a Cristóbal Montoro le salían los números para pagar la subida de las pensiones a través de un impuesto a las grandes tecnológicas, desde dentro del propio Ministerio de Hacienda no tienen tan claro.

El sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, concretamente lo ve "imposible" y, además, tilda a la propuesta de poco original. Explican que este impuesto ya se planteó en la Comisión Europea el 21 de marzo.

Allí se apuntaba que las empresas GAFA (Google, Facebook, Apple y Amazon) deben tributar en los países de la UE mediante un recargo en torno al 3% de los beneficios obtenidos por sus ventas en cada país.

Más problemas: plazo insuficiente y recaudación mínima

Los técnicos consideran que este impuesto no estaría vigente hasta 2020 y su recaudación en toda la UE sería escasa: rondaría los 5.000 millones de euros.

Todo ello a la espera de poder lograr un consenso de los países miembros más reticentes, como Irlanda, Holanda, Bélgica, Luxemburgo o Austria, territorios que concentran la mayoría de las sedes en Europa de estas empresas precisamente gracias a su baja presión fiscal.

Y un extra: las lagunas

Las dificultades para hacer este gravamen efectivo también está, según Gestha, en la falta de concreción. En primer lugar porque todavía no se han definido los criterios para distribuir los beneficios de cada multinacional en cada país miembro.

El segundo motivo es que tampoco se conoce cuál será la horquilla en la que se permitirá establecer el recargo en el impuesto de sociedades.

Por todo ello, consideran "complicado" que España ingrese algo más de 500 millones a medio plazo, cifra alejada del objetivo de los 1.600 millones que costaría indexar las pensiones al IPC.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad