Jordi Pujol pasa la responsabilidad a su hijo mayor

stop

En su declaración ante el juez José de la Mata, el ex presidente de la Generalitat se ciñó al guión previsto: que la fortuna familiar escondida en Andorra procede de un legado de su difunto padre y que no sabe nada de los negocios de sus hijos

Jordi Pujol y Marta Ferrusola, de camino a la Audiencia Nacional bajo un fuerte temporal de viento

Barcelona, 10 de febrero de 2016 (15:25 CET)

Desde el comunicado del 25 de julio de 2014, cuando confesó que durante más de treinta años ha tenido unos fondos escondidos en Andorra, Jordi Pujol ha mantenido la misma versión: el dinero procede de un legado de su padre, Florenci Pujol, fallecido en 1980, del que nunca quiso saber nada y que, desde 1990, ha sido gestionado por su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola.

En su declaración de este miércoles en la Audiencia Nacional, ante el juez José de la Mata, el ex presidente Pujol no se ha movido un ápice del guión previsto, que avanzó en el comunicado de julio de 2015, desarrolló en su exposición de enero de 2015 ante el Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona y confirmó unos meses después en el parlamento catalán: la fortuna que su familia poseía en Andorra procede de un legado del abuelo Florenci que el nieto Jordi hizo crecer.

Asegura que nunca ha tenido cuentas en Andorra

El juez mostró a Jordi Pujol dos cartas: en la primera, Jordi Pujol Ferrusola comunicaba a Andbank que una de las cuentas, con un saldo de 1,8 millones de euros, correspondía su padre y, en la segunda, fechada en 2001, el ex presidente firmaba otra comunicación por la que confirmaba que era el titular y que, en caso de fallecimiento,el dinero debía pasar a Marta Ferrusola.

Ante estos documentos, Jordi Pujol recurrió al guión previsto, a la coartada familiar: las cartas eran una argucia de su hijo mayor para engañar a su ex esposa, Mercè Gironès, con la que mantenía una supuesta disputa por el control de las cuentas de Andorra. Jordi Pujol júnior y Mercè Gironès viven separados, pero continúan juntos en muchas operaciones.

El ex presidente reiteró que nunca ha tenido cuentas en Andorra, que se desentendió por completo de la fortuna familiar escondida en este país y que de su gestión se ocupó, desde principios de los noventa, Jordi Pujol Ferrusola.

Jordi Pujol júnior se erige como el escudo de la familia

Con esta declaración, el expresidentes pasa las posibles responsabilidades por la gestión de la fortuna en Andorra a su primogénito, que declarará mañana a petición propia ante el juez José de la Mata.

Jordi Pujol Ferrusola ha reconocido en anteriores declaraciones judiciales y en el parlamento catalán que era el gestor de los fondos, que los repartió entre los hermanos y su madre, de manera que se ha situado como escudo para evitar posibles responsabilidades a su familia.

Marta Ferrusola se acoge al derecho a no declarar

Tal como hizo en su declaración en el Juzgado de Barcelona, Marta Ferrusola también se acogió a su derecho a guardar silencio. No ha contestado ni una sola de las preguntas.

El ex presidente Pujol ha prescindido del traductor que le brindaba la Audiencia Nacional para poder contestar en catalán y ha optado por hacerlo en castellano, para facilitar el trámite. Jordi Pujol sí ha contestado a todas las preguntas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad