Jordi Pujol y Marta Ferrusola declararán ante la Justicia como imputados por blanqueo

stop

El matrimonio tendrá que explicar este miércoles al juez José de la Mata el origen de su fortuna en Andorra

Jordi Pujol y Marta Ferrusola en un registro a su propiedad. / EFE

en Barcelona, 07 de febrero de 2016 (19:25 CET)

El expresident Jordi Pujol y su esposa Marta Ferrusola acudirán, por primera vez, a la Justicia como imputados para explicar el origen de la fortuna descubierta en Andorra. El juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, citó al matrimonio para que expliquen si este dinero es producto de una herencia, como argumenta el veterano político, o de "los ingresos ordinarios que hubiere obtenido por razón del cargo público que ostentó durante 23 años", según avanza el magistrado.

Pujol y Ferrusola concurrirán este miércoles como investigados por presunto blanqueo de capitales. Al día siguiente tendrá que declarar a la Audiencia –y por segunda vez- su hijo mayor Jordi Pujol Ferrusola. El primogénito del clan comenzó a ser investigado por De la Mata en 2012 tras la denuncia su exnovia, sobre sus viajes a Andorra con mochilas llenas de billetes de 500 euros.

Citaciones a empresarios

Antes de estas comparecencias, el juez tiene previsto interrogar el martes a cuatro testigos: los empresarios Sebastián Vives Sancha, Manuel José Nadal Pellejero, José Ramón Ruiz Carrero y Javier Vizcaíno Muñoz.

Ya el magistrado había citado a estos empresarios a fines de diciembre, al asegurar que los miembros de la familia Pujol-Ferrusola "han venido orquestando durante años una estrategia compartida y coordinada para desarrollar distintos negocios económicos, generar réditos, ocultarlos, y distribuirlos entre todos de acuerdo con criterios establecidos para conseguir el lavado de los activos conseguidos", indica el juez.

Una organización para ocultar el dinero

Para De la Mata, el clan familiar actuaba como una organización para ocultar su fortuna, y existía "un acuerdo entre las partes para atribuir a Jordi Pujol Ferrusola el rol de gestor y distribuidor de los recursos entre los hermanos y su madre".

Estos fondos se recibían en muchos casos en efectivo y en cuentas abiertas en el exterior, "cuya existencia se ha negado reiteradamente y se ha tratado de mantener oculta", destaca el juez.

Versiones contradictorias

La razón por la que ahora Pujol tiene que concurrir como imputado es por las declaraciones que el expresident hizo en julio de 2014, cuando afirmó que su fortuna en Andorra era producto de una herencia recibida por su padre Florenci Pujol. Pero para el juez, este argumento "no se compadece con los datos ahora acreditados".

Es más, el juez considera que esa versión se contradice con lo que declararon los miembros de la familia en Andorra, donde dijeron que se trataba de una herencia de la rama familiar de Marta Ferrusola.

Nuevo frente de presión

Esta indagatoria aumenta el frente de presión sobre Pujol y su clan, investigados también por el cobro de comisiones de obras públicas cuando el político convergente estuvo al frente del gobierno catalán.

A mediados de enero, la Guardia Civil halló en casa del empresario Jordi Sumarroca –presidente de la constructora Teyco- un listado de adjudicaciones del último Govern de Pujol, con un cálculo del 3% de cada una, que correspondería a supuestas comisiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad