Junqueras da el primer paso para romper con Mas

stop

TENSIÓN POR LA CORRUPCIÓN

Oriol Junqueras y Artur Mas en una imagen de archivo.

en Barcelona, 29 de octubre de 2015 (20:39 CET)

La sintonía entre los principales integrantes de Junts pel sí, CDC y ERC, empieza a resquebrajarse. La culpa la tiene la corrupción en CDC, que ocupa los espacios de los medios un día sí y otro también. Del caso Pujol al del 3% pasando por el de Barcelona Regional…

El líder de Esquerra, Oriol Junqueras, se confiesa "muy preocupado" por la situación en una conversación con Economía Digital. Junqueras explica que su partido ha propuesto varias medidas para paliar la corrupción como que los delitos de este tipo no prescriban o que los condenados por corruptelas respondan con su patrimonio personal por los daños causados.

Petición sin respuesta

Pero para los republicanos, el Govern de Artur Mas podría tomar medidas más concretas y de inmediato como la de destituir a la comisionada de Transparencia, Núria Bassols. Tanto Junqueras como la secretaria general de ERC, Marta Rovira, han demandado públicamente el cese de Bassols.

De momento su petición no ha sido escuchada. Bassols, que era jueza del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, archivo en 2013 la causa que se seguía contra el diputado convergente Ferran Falcó por el llamado caso Adigsa. Poco después fue nombrada comisionada por la Transparencia lo que indignó a la oposición.

Viaje a Argentina

Pero la situación aún empeoró cuando el pasado día 21 el esposo de Bassols, Josep Manel Bassols, también convergente y ex alcalde de Anglès fue detenido en el marco de la operación Petrum que investiga el caso del 3% de presunto cobro de comisiones ilegales por parte de cargos públicos de CDC.

Sobre los políticas a favor de la transparencia desplegadas por Núria Bassols se sabe poco, pero este verano trascendió que en noviembre de 2014 acompañó al director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, a un viaje a Argentina para conocer la Oficina Anticorrupción de ese país, tal y como publicó este diario.

Cargos bajo sospecha  

La Oficina Antifraude nació de la mano de ERC, que la impulsó tras la aparición de las primeras noticias del 3% a raíz de una denuncia formulada en el Parlament por Pasqual Maragall hace ahora 10 años. Pero tras el fallecimiento de su primer director, David Martínez Madero, ERC quedó desvinculada de la entidad, que eligió como sustituto a De Alfonso cuyo nombramiento fue consensuado por CDC, Unió y el PP.

Junqueras reconoce que, por el momento, su partido no se plantea pedir más dimisiones. No obstante son varios los cargos públicos sobre los que planea la sospecha de la corrupción. El director general de Infraestructuras.cat, Josep Antoni Rossell, fue detenido también el día 21 en el marco de la operación Petrum.

Primer paso para la ruptura

Rossell ya está en libertad y, aunque el Govern de CDC ha decidido que no participe en las reuniones de adjudicación de contratos, mantiene su cargo público. Lo mismo que el presidente de Infraestructuras.cat, antigua Gisa, Joan Lluís Quer, que está imputado por un caso de presunta contratación irregular con la ACA durante la etapa del tripartito.

Hay más nombres que podrían sumarse a la lista. Por lo pronto, Junqueras no moverá más el asunto, mantiene un pacto político con CDC y lo respeta. Pero ya ha dado el primer paso para romper con Mas, que se traducirá en los próximos días con el anuncio de que CDC y ERC irán por separado a las elecciones generales, aunque mantendrán un programa compartido para defender el proceso soberanista en Madrid. 

¿Nuevo líder del independentismo?

Si el president acaba manchado por todos estos escándalos, Junqueras, que ha mantenido un perfil plano durante la campaña y tras las elecciones, podría erigirse en el nuevo líder del independentismo en sustitución de Mas. Un líder con las mans netes que podría atraer hacia su órbita a sectores convergentes que comparten su preocupación por la corrupción que rodea al partido que fundó Jordi Pujol.

Y es que, por ahora, en todas las negociaciones CDC ha tenido un papel principal como interlocutor con la CUP, aunque los republicanos han estado presentes. Su momento, tal vez, llegará en breve.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad