Oriol Junqueras, en el Tribunal Supremo.

Junqueras pide que la causa vuelva "al terreno de la política"

stop

Oriol Junqueras usa su última palabra en el juicio del procés para insistir en que no ha cometido ningún delito y en que sólo ha hecho política

Barcelona, 12 de junio de 2019 (16:41 CET)

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha aprovechado el derecho a la última palabra que le asiste como acusado en la causa del procés que se sigue en el Tribunal Supremo para pedir que, acabado el juicio, la situación en Cataluña vuelva a encauzarse por el "terreno de la política, de la buena política, la del diálogo". Sería, dijo, "lo mejor para todos".

Junqueras, como ya hizo en su declaración en febrero, cuando arrancó la vista oral que ahora llega a su fin, se ha presentado como un hombre bueno, un "padre de familia y profesor" con un "compromiso irrenunciable con la bondad y el respeto a la dignidad humana", y cuya dedicación a la política está movida por la voluntad "de servicio" y de "construir un mundo mejor".

Después, el líder de Esquerra dedicó su breve intervención a hacer consideraciones estrictamente políticas. "Siempre he evitado esa mala política que niega el diálogo, la negociación y el acuerdo", alegó. Dicho esto, reivindicó el mantra del independentismo desde el 27-O: que la situación en Cataluña necesita una salida política y no judicial.

Junqueras: "He evitado la mala política"

En apenas cinco minutos y apoyándose en sus notas, el exvicepresidente de la Generalitat dijo que "cualquier político, como cualquier persona, comete errores", si bien subrayó que él se desmarca de la política "que niega el diálogo, la negociación y el acuerdo". "Siempre he evitado esa mala política", sentenció.

El principal acusado del juicio del "procés" en el Supremo dijo que "hablar y escuchar es la base de todo entendimiento" y agradeció a la Sala la oportunidad de hacerlo: "Si algo debo agradecer es el hecho de haberme dado voz después de tanto tiempo privado de ella".

Junqueras afronta acusaciones por delitos de rebelión, sedición y malversación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad