El presidente de ERC, Oriol Junqueras. /EFE

Junqueras rebaja el precio de Puigdemont para investir a Sánchez

stop

El líder de ERC pide que no se pongan "líneas rojas" a Sánchez para evitar "un gobierno de extrema derecha"

Barcelona, 11 de abril de 2019 (13:40 CET)

Oriol Junqueras, líder de Esquerra Republicana (ERC), ha mostrado este jueves con toda claridad su preferencia para hacer presidente del Gobierno a Pedro Sánchez, a quien piensa liberar de condiciones sine qua non en su hipotética investidura.

El líder de ERC, que se encuentra preso en la cárcel de Soto del Real por los hechos del 1-O, dirigió una carta a su militancia en la que fija como prioridad impedir un gobierno de "extrema derecha" formado por PP, Ciudadanos y Vox. Pese a asegurar que no hay "nadie más independentista que él y su partido", Junqueras consideró que es un error bloquear un gobierno del PSOE tras las elecciones del 28-A a causa de la situación en Cataluña.

De esta forma, Junqueras se desmarca de la línea que defiende Carles Puigdemont, partidario de poner precio a la investidura de Sánchez con dos asuntos: la figura de un relator para asistir el diálogo entre partidos soberanistas y partidos españoles y poner sobre la mesa el debate sobre la autodeterminación de Cataluña.

Dos estrategias: la de Junqueras y la de Puigdemont

Puigdemont continúa fiando la estrategia de Junts per Catalunya a presentarse ante los catalanes como la representación más genuina del independentismo. El líder huido no tiene inconveniente alguno en que el Congreso quede bloqueado después de las próximas elecciones y en que no haya más remedio que una repetición electoral.

El contraste de posturas demuestra hasta qué punto se ha roto la unidad estratégica del independentismo, puesto que ERC es partidaria de dar cuerda al diálogo con el PSOE en estos momentos y no lo es de buscar una confrontación con PP y Ciudadanos después de la experiencia de los últimos años.

Aun así, el candidato de ERC dijo que no quiere dar "cheques en blanco" al PSOE, sino que más bien es partidario de no poner "líneas rojas" a Sánchez.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad