El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzier. /EFE

La ANC pone rumbo a una nueva declaración de independencia

stop

La entidad que da apoyo a Carles Puigdemont ignora a la mitad de los catalanes para declarar la independencia de nuevo

Economía Digital

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzier. /EFE

Barcelona, 02 de mayo de 2019 (20:30 CET)

Pese al colapso de los planes indepententistas tras la fatídica jornada del 1 de octubre y a la fuga y encarcelamiento de líderes soberanistas, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) no se da por escarmentada y continúa insistiendo en proclamar la independencia de Cataluña por la vía unilateral. 

Este fin de semana, la ANC presentará su hoja de ruta para 2019-2020, en la que plantea que el Parlament declare la independencia de forma unilateral si los partidos independentistas obtienen más de un 50% de los votos en las próximas elecciones autonómicas. 

La entidad independentista presidida por Elisenda Paluzier cree que existen tres posibles escenarios sobre el futuro de la relación territorial de Cataluña con el Estado, ninguno con un final alternativo a la independencia de la comunidad autónoma. El primero de ellos sería un referéndum pactado con España, "resultado de una negociación directa bilateral". La ANC descarta esta conjetura por ser demasiado "ingénua". 

La segunda hipótesis es de nuevo un referéndum pactado con el Estado, esta vez gracias a la presión de algún organismo internacional. La entidad es escéptica respecto a esta posibilidad y subraya que la Unión Europea, hasta ahora, apenas ha reaccionado al conflicto, y creen que no lo hará a menos que este llegue a vulnerar derechos o a generar inestabilidad económica suficiente.

La DUI, el escenario ideal hacia la independencia

Siendo estas dos vías insuficientes para la ANC, esta propone su escenario ideal y definitivo: la declaración unilateral de independencia (DUI), que ya fue activada por Carles Puigdemont tras el referéndum del 2017, con un tiro poco certero. Esta estrategia, desde el punto de vista de la entidad, sería la más asequible, pero tiene una debilidad: la falta de "unidad estratégica" de los partidos políticos independentistas.

La ANC está esperando a que se conozca la sentencia del juicio del procés para averiguar si hay una "estrategia común" en el Parlament para alcanzar la independencia. En caso contrario, consideran "muy posible" que Quim Torra apueste por disolver la Cámara y convocar elecciones anticipadas. Si en esos comicios los partidos independentistas superan la mayoría de los votos, la entidad cree que podría volver a declararse la independencia de Cataluña, a través de una DUI en el Parlament o por la Asamblea de Cargos Electos

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad