Ex miembros del gobierno catalán Lluís Puig y Carles Puigdemont después de una audiencia en el palacio de justicia de Bruselas, Bélgica. Foto: Efe

La Crida será la fundación del nuevo partido de Puigdemont

stop

Las bases han decidido disolverse como fuerza política para convertirse en “fundación de apoyo al nuevo partido” de Junts per Catalunya

Economía Digital

Ex miembros del gobierno catalán Lluís Puig y Carles Puigdemont después de una audiencia en el palacio de justicia de Bruselas, Bélgica. Foto: Efe

Barcelona, 19 de julio de 2020 (20:13 CET)

El movimiento político independentista de La Crida Nacional per la República ha decidido disolverse como fuerza política para convertirse en “fundación de apoyo al nuevo partido” del expresident de Cataluña Carles Puigdemont. Así lo han votado el 95,7% de las bases este domingo para que su “capital humano” se integre en las nuevas siglas de Junts per Catalunya.

La propuesta de reforzar el nuevo proyecto de Puigdemont ha sido votada por 7.694 personas en la consulta que la formación ha llevado a cabo desde el pasado jueves hasta ayer sábado de forma telemática. La decisión definitiva se tomará en una Asamblea General prevista para septiembre, según ha informado este domingo La Crida en un comunicado.

En la consulta han participado el 40% de los asociados, mientras que la propuesta de convocar una Asamblea General para decidir “definitivamente” el futuro de la Crida ha recibido el 95,6% de los votos. Aunque, con los resultados ya obtenidos tras la consulta, La Crida afirma sentirse “legitimado” para “invitar” sus asociados a “inscribirse en Junts per Catalunya (junts.cat) y a que participen en el Congreso fundacional que se iniciará el próximo 25 de julio”.

El PDeCAT se niega a integrarse al partido

El partido impulsado por Puigdemont con el apoyo del presidente de La Crida, Jordi Sànchez preso en la cárcel de Lledoners—, está previsto que nazca el 25 de julio. Este anuncio está haciendo tambalearse la unidad dentro de JxCat, ya que el PDeCAT se niega por ahora a disolverse para integrarse en la nueva estructura unitaria.

La Crida no cobrará ninguna cuota más a sus asociados, que mantendrán su afiliación “sin ningún coste” para poder votar en la Asamblea General de septiembre. De la misma manera, no aceptará nuevas inscripciones hasta la celebración del cónclave.

La primera de las dos preguntas binarias a las que La Crida ha sometido a su militancia planteaba: “¿Estás de acuerdo con la disolución de La Crida y su transformación en fundación de apoyo al nuevo partido para que todo su capital político y humano se integre en el nuevo proyecto que lidera el presidente Carles Puigdemont con el objetivo de reforzarlo?”.

La segunda señalaba: “¿Estás de acuerdo con que el gobierno de La Crida convoque una Asamblea General la primera quincena de septiembre para debatir el resultado de la consulta e implementar la decisión mayoritaria de los socios?”, según recoge la agencia Efe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad