Imagen de archivo de un vaso | PxHere

La crisis del agua sólo se paliará con tecnologías más eficientes

stop

Un grupo de expertos muestra un futuro complejo y poco alentador para España en la gestión del agua

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (19:10 CET)

Durante las jornadas ‘El agua y el futuro de los suministros sostenibles: Visión2020+’, un grupo de expertos ha abogado por un uso de nuevas tecnologías más eficientes en el consumo de energía, así como la necesidad de aplicar la inteligencia artificial en su gestión.

Entre los participantes en la jornada destacan el exministro de Trabajo, Valeriano Gómez; el consultor en gestión del agua, Ramiro Aurín; y el abogado y economista Lorena Dávila.

La crisis del agua acarreará a España unas consecuencias socioeconómicas nefastas

Las jornadas, que han sido organizadas por el Instituto Coordenadas, han servido para mostrar la crisis del agua como un problema transversal que afecta a todos los actos de la vida.

De hecho, según los participantes, el futuro problema de la gestión del agua acarreará a España unas consecuencias socioeconómicas nefastas para el país. Según Dávila, el problema no es futuro sino presente: en Murcia ya sufren periodos extensos de sequía.

Alternativas eficientes y sostenibles

El grupo de expertos ha llegado a la conclusión de que la desalinización no es una alternativa viable a causa de su elevado coste de producción.

Por el contrario, todos los participantes han acordado alabar la fuerte inversión de las empresas en I+D+i, en especial en aquellas que se han centrado en innovar con la reutilización del agua.

La Inteligencia Artificial será clave para mejorar la gestión del agua

En ese sentido, el consultor Aurín ha destacado que el uso de la Inteligencia Artificial (IA) se convertirá en uno de los pilares de la gestión del agua, y que permitirá avances tecnológicos como los sensores de calidad del agua o la mejora de las membranas de filtración.

 En este sentido, Aurín ha señalado el uso de la Inteligencia Artificial (IA) como "uno de los pilares sobre los que se asienta el futuro" de la gestión del agua, que determinan el rendimiento de tecnologías como sensores de calidad del agua, membranas de filtración e incluso tuberías.

Un futuro complejo y poco alentador

Los participantes en las jornadas también han previsto un futuro escenario, no sólo para España, sino para el mundo. Se estima que para 2025, 1.800 millones de personas vivirán en regiones con escasez absoluta de agua, mientras que dos terceras partes de la población mundial gozarán de condiciones de “estrés hídrico”

De hecho, con el incremento de población mundial, unido a algunos de los efectos del cambio climático, como las sequías o la desertificación, la gestión del agua es la única solución para garantizar el acceso generalizado al agua potable para toda la población mundial.
 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad